La última suplencia del lateral brasileño abre nueva polémica en el club colchonero

El FC Barcelona salió vencedor del encuentro más grande la semana en la Liga. No fue el mejor partido de los de Valverde, pero un gol de Messi a poco del final sirvió para derrotar a un Atlético de Madrid que estuvo a un gran nivel pero donde sorprendió por encima de cualquier cosa la suplencia de Renan Lodi.

El brasileño venía siendo una pieza indiscutible en los esquemas de Simeone hasta el momento, pero ante el cuadro azulgrana el técnico argentino sorprendió y optó por dar entrada a Saúl Ñíguez en el lateral izaquierdo y dejar a Lodi fuera, una decisión que a la larga puede terminar costándole muy caro al cuadro colchonero.

Lodi Barcelona

Lodi no entiende como pudo ser suplente en uno de los partidos más importantes de la temporada si su rendimiento había sido tan bueno hasta ahora. Mucho menos para apostar por un jugador cuya posición natural no es ni mucho menos la de lateral izquierdo. Por eso desde el Atlético de Madrid empiezan a temer por un nuevo caso Rodrigo, que salió del club apenas un año después de llegar.

Precisamente su rival de este domingo, el FC Barcelona, esta muy atento a lo que sucede con Lodi. El club azulgrana incorporó este último verano a Júnior Firpo, pero lo cierto es que en partidos de alta exigencia como reste último al ex del Betis se le han visto muchos defectos y no descartan que pueda salir cedido la próxima temporada si Lodi se pone a tiro.

Suplente de Jordi Alba

Jordi Alba Barcelona

Eso sí, Lodi es consciente de que si llega al FC Barcelona su rol será el de suplente de Jordi Alba, que siempre que está disponible es un fijo para Valverde. A sus 30 años el cuadro azulgrana mira al futuro y considera que con Lodi y Júnior Firpo tendría el lateral zurdo muy bien cubierto una vez Jordi Alba decida poner punto y final a su carrera.

El Atlético de Madrid pagó 20 millones de euros este último verano por Lodi y su cláusula de rescisión no se ha filtrado en ningún momento, por lo que para que la operación llegue a buen puerto el FC Barcelona tendrá que sentarse a negociar con el Atlético de Madrid y pactar un precio que agrade a ambos clubes.