Los culés han tomado de la mejor manera las declaraciones del sueco en relación a sus posibilidades de fichar con el blaugrana

Alexander Isak ha sido de todo lo que ha crecido en esta temporada, uno de los mejores jugadores en proyección de toda LaLiga. Con la Real Sociedad ha sacado lo mejor de su juego, e incluso llegó a posicionarse en la vara más alta, cuando el FC Barcelona buscaba reemplazos inmediatos ante las lesiones de Luis Suárez y de Ousmane Dembélé.

Ahora, mucho más parco en sus declaraciones y consciente del momento que pasa, ha decidido hablar ante los medios, diciendo a profundidad lo que ha pensado en su momento. Lo principal para él es retornar a la actividad, ya que admite que justo antes de la para programada, vivía su mejor instante como jugador profesional.

Alexander Isak

Había logrado hacerse a un lugar en el equipo profesional, y hasta había alcanzado la final de la Copa del Rey a disputarse ante el Athletic club de Bilbao. Lo cierto es que Isak ha terminado hablando de sus posibilidades con el FC Barcelona, que lo han dejado marcado por la experiencia y por lo que todavía podría experimentar si es que las cosas terminan cerrándose de la forma en que pretende.

Las sensaciones ilusionan a Setién

Pero una vez entregadas las declaraciones a un reconocido medio, han saltado las repercusiones del juego habitual. En ello el primero en tomar partida ha sido Quique Setién, entrenador del FC Barcelona, que a merced de todo lo que ha rondado acerca del tema, ha dicho que Isak es un jugador de enormes prestaciones al que le gustaría tener.

El habilidoso delantero se ha mostrado cauto y bastante consciente del momento. Vive el día a día y disfruta mucho lo que viene atravesando en Anoeta. Sobre todo la cercanía que tiene de disputar torneos internacionales, y la final mencionada ante el rival histórico. Eso sí, ser acercado a un club como el Barcelona no le ha sido esquivo, y ha afirmado que para cualquier jugador en el mundo es un privilegio que esto suceda.

Setién

Lo único es que entiende que debe competir con gente de un prestigio enorme, y con un talante distinto a alguien que con 20 años da sus primeros pasos en el profesionalismo. Isak espera sus oportunidades, su pase no supera los 40 millones de euros, y aguarda por un acuerdo real y promisorio. De momento sigue estando ahí justo en la delgada línea que marca la estadía o la lejanía.

Síguenos en google news