El FC Barcelona recupera talento a golpe de chequera (sucesor de Xavi)

Un mal momento ha forzado a un ex jugador culé a implorar apoyo en el capitán

Hace unos años, cuando la amenaza latente del retiro de Xavi o la salida de Iniesta en el FC Barcelona era el pan de cada día, se respiraba tranquilo gracias al desempeño de un jugador en específico. Aunque claro, lamentablemente ha podido más el poder y el deseo de ganar metros cuanto antes, dejando fuera de competencia su progresión que ahora mismo quiere retornar. Es Thiago Alcántara, que ahora considera posible el retorno como medida alternativa.

El hijo de Mazinho vive un momento crudo en el Bayern de Múnich, su gran escudero Niko Kovac ha sido relegado del cargo, y con la presencia de Hansi Flick parece no tenerlo muy claro. Le ha enviado de camino al banquillo y ha disipado toda esperanza de mantenerse en ritmo de cara a la Eurocopa que se celebrará el año que viene.

Xavi Hernández

Un enroque de posiciones le ha permitido al nuevo entrenador hacerse de mejores resultados, ubicando a Joshua Kimmich en su posición, y dando chance a Benjamin Pavard en el costado derecho de la defensa. Esto ha sido la sentencia, está claro que no le quiere, más allá que condiciones tenga y de sobra ahora mismo.

A Thiago solo le resta esperar que Messi convenza a Bartomeu de aquí a enero

Y es que no será nada sencillo, el ahora jugador bávaro ha tenido que recurrir a mensajes constantes con Leo para intentar persuadir su regreso a la casa blaugrana. Nunca ha escondido que es un sitio de predilección, pues allí no solo vivió grandes momentos como jugador, sino que estableció una familia y ha agarrado los mejores años de su carrera.

El problema es que ha salido mal, y la afición parece no olvidar. No quisieran tener de regreso a un jugador que no dudó un segundo en irse junto con Guardiola, cuando la marea estaba alta. Además, tienen a Frenkie de Jong y a Arthur Melo en dicha zona, y consideran que está más que cubierto con talento y con proyección a futuro.

Thiago Alcántara

Messi tiene el poder en sus manos, pero como ha manifestado se ve muy complejo, mucho más al ver las pretensiones del Bayern, unos 55 millones de euros, un verdadero escándalo. Si se da la salida de Riqui Puig, Iván Rakitic y Carles Aleñá no sería una idea descabellada, aunque eso sí, nadie asegura que Barcelona ejerza su fuerza, ni mucho menos que llegue a los niveles exigidos. Tensión extrema para Thiago.

Zidane Haaland