El FC Barcelona se tira de los pelos por el crack del momento

Muy arrepentido está el cuadro blaugrana por dejar ir al gran jugador

FC Barcelona no la pasa bien por estos días, donde se juntaron primero las noticias y escándalos en torno a la dirigencia y segundo, el ámbito futbolístico que de a poco ha ido bajando la marea con los triunfos y el respiro de momento que vive Quique Setién, pero que no termina del todo de convencer a la afición. Bartomeu, Abidal, Messi y hasta Martin Braithwaite, los protagonistas.

Erling Haaland es el crack que sorprende y deslumbra en toda Europa, sus goles, velocidad y condiciones técnicas han sorprendido a propios y extraños, donde volvieron a encontrar en el Borussia Dortmund a un duro rival, con un delantero letal, así como en los tiempos de Robert Lewandowski. El noruego dio nuevamente de qué hablar luego de su doblete ante PSG.

Josep María Bartomeu

Pero el camino del equipo teutón para hacerse a los servicios de Haaland no ha sido del todo sencillo, además que hubo toda una ‘danza de millones’ para obtenerlo. Primero, Dortmund tuvo que pagar la suma de millones al RB Salzburgo por el ariete, también dio la suma de 15 más a su agente, el ya conocido en el mundo de fútbol Mino Raiola por una prima de transacción, finalmente, dio otros 10 millones al padre de Erling, el ex futbolista Alf-Inge Haaland.

Barcelona fue uno de los clubes interesados en el ahora goleador del Signal Iduna Park y crack del momento, al cual Josep María Bartomeu decidió no fichar debido a los costes que podría acarrear tenerlo en las filas culés que ahora sufren por conseguir un delantero que supla la ausencia de Suárez. 

Otro de los detonantes para decirle no a Haaland, tiene que ver con el anteriormente nombrado Raiola, quien no terminaría en buen concepto con el cuadro blaugrana luego del fichaje fallido de Matthijs de Ligt, central de Países Bajos que estuvo muy cerca de ser traspasado al equipo de Camp Nou pero que finalmente llegó a Juventus, aparentemente por la gran cantidad de dinero que pedía el empresario italiano.

Isak venta