Fea estrategia de Orestes en Pasapalabra para ganar a cualquier precio

Los dos concursantes se volvieron a encontrar en el rosco, que en esta ocasión se decantó a favor de uno de ellos

Orestes y Jaime llevan varias semanas deleitándonos con su particular duelo en el rosco de Pasapalabra. Unos duelos que son de altísimo nivel, pues los dos han demostrado que están capacitados para cualquier reto. Eso sí, no siempre consiguen contentar a los espectadores del concurso.

Esto ha pasado en el último programa, en el que Orestes ha recibido multitud de críticas en redes sociales. Unas críticas que ahora van dirigida a la estrategia que ha utilizado, una situación totalmente opuesta a la de la pasada semana. Y es que los espectadores echaron en falta una buena estrategia por parte del concursante.

Pasapalabra Orestes
Orestes ganó utilizando una estrategia que no gustó a los espectadores

Orestes, en el centro de la polémica de Pasapalabra

En el día de ayer, Orestes resolvió su rosco muy rápido. En tan solo cuatro turnos terminó su participación pese a que tenía casi 60 segundos por jugar. Sin embargo, el concursante decidió no responder a más preguntas y dejar todo en manos de Jaime, que tenía que jugar sin parar.

Esto ha provocado una gran cantidad de críticas en redes sociales, pues muchos espectadores que utilizó una fea estrategia al dejar a Jaime sin pausas. No obstante, también hay quienes defienden que el concursante está en todo su derecho para utilizar esta estrategia.

La gesta imposible de Jaime en Pasapalabra

En el rosco de ayer, Orestes terminó con 22 aciertos y 3 preguntas sin responder. Por su parte, Jaime debía acertar 19 preguntas, aunque disponía de 123 segundos. El concursante estuvo a punto de igualar a su contrincante, pero falló cuando estaba a tan solo un acierto más.

Finalmente, Orestes se proclamó ganador del último rosco de Pasapalabra, enviando a Jaime en la tarde de hoy a la bomba final. Ahora, solo queda esperar para ver quién se proclama ganador del último rosco de la semana, pues la igualdad entre los dos es máxima.

tongo cara suena