Fernando Alonso destroza teoría del milagro de Hamilton en Interlagos

La superioridad de Mercedes es un tema del cual siempre se ha referido el asturiano

La remontada de Lewis Hamilton tras su espectacular show en Sao Paulo ha sido realmente impresionante para varios pilotos entre ellos Charles Leclerc y Carlos Sainz, pero Fernando Alonso no compra la teoría del milagro de la estrella británica en Interlagos. Y a pesar de la polémica, muchos concuerdan con él.

El piloto asturiano fue superado por el heptacampeón del mundo en la clasificación al sprint. Un día más tarde, Lewis venció en Sao Paulo partiendo desde la décima posición. Muchos lo catalogan como una heroicidad, pero Alonso, quien conoce cómo funciona la Fórmula 1, no comparte los innumerables elogios mostrados hacia Lewis.

Fernando Alonso
Fernando Alonso Alpine F1 Team 2021

La actuación de Lewis Hamilton en Interlagos no le pareció trascendental a Alonso

Alonso lo compara con el baloncesto: “Como piloto, es como jugar al baloncesto y hay una canasta para uno y otra canasta para los demás”, ha insinuado: “Ellos (Mercedes) suman más puntos porque tienen una canasta más grande y tú tienes que encestar en una más pequeña. Así que siempre pierdes” ,aseguró.

Desde luego, para el español Mercedes tuvo más culpa de la remontada que el propio Hamilton y está cansado de la desigualdad: “Me imagino a los niños viendo este deporte y observando cómo un coche pasa a dos en la recta. No les deberíamos dejar perder la esperanza de que pueden ser campeones”, concluyó.  

Carlos Sainz por su parte cree que el éxito del británico es por su coche tan dominante 

Sin embargo, existe una perspectiva alternativa: la de quienes piensan que Hamilton sí hizo una actuación de 10 y demasiado perfecta, más allá de las prestaciones del W12. Leclerc, por ejemplo, ha aplaudido la actuación de Hamilton en Brasil. Y así mismo también han pensado muchos seguidores de ambos pilotos.

Según el monegasco, Lewis Hamilton “fue más allá de lo que el coche podía darle”, mientras que su compañero de equipo en Ferrari, Carlos Sainz, ha atribuido el éxito del británico a “una combinación de un gran piloto con un coche muy dominante”. Sin duda, solo es cuestión de colores.

Opel Astra