Sebastian Vettel

Ferrari quiere hacer la vida imposible a Vettel hasta el último día

El alemán se las volvió a ver crudas en Silverstone donde fue superado ampliamente viviendo una de sus peores actuaciones y sensaciones

Es obvio que Sebastian Vettel está viviendo sus peores momentos desde que aterrizó en la Fórmula 1. Ni la temporada 2014 le sirve como espejo o donde poder fijarse dado que aquella temporada, pese a que es una de las que más dejaron al descubierto las carencias que podría sufrir con un coche no a la altura de los mejores, ahora está sufriendo en sus carnes el sufrimiento de pilotar un coche lejos de cualquier opción.

Y ya no solo por un Ferrari que desgraciadamente tiene las peores circunstancias posibles para frente a sus rivales, sino porque está viendo que su compañero y primer rival le está mojando la oreja considerablemente en una temporada para los de Maranello que no se hace ver con algo a despuntar para las próximas carreras, ni un horizonte al que agarrarse.

Sebastian Vettel
Sebastian Vettel tiene el peor Ferrari para alentar su falta de confianza

Seabstian Vettel se encontró un Ferrari lento y escaso de alternativas para competir

Esto también lo vimos en la pasada cita de Silverstone, la primera carrera en Gran Bretaña que esta temporada la competición vivirá dos rondas seguidas por exigencias del calendario. Un fin de semana para olvidar que se vio a un Ferrari lento y escaso de alternativas para batallar desde los primeros libres, cuando Vettel sufrió diversos problemas con los pedales, pero eso fue lo de menos.

Las sensaciones que dejó el germano en los libres, ya eran malas. En la clasificación, Sebastian pudo dejar un poco abierta la ventana de la ilusión, pero en la Q3, y la tras la actuación de Leclerc, esa ventana quedó cerrada. Y en la carrera… desastre total. El tetracampeón se encontró con un rendimiento pobre del que su conducción se vio superada en varios momentos de la carrera, y ya es 13º en el campeonato.

En carrera su ritmo fue paupérrimo, similar incluso al de Giovinazzi, con un Alfa Romeo. Primero le pasó Esteban Ocon, luego dio cuenta de él Pierre Gasly con el Alpha Tauri en un adelantamiento con garra del francés, y finalmente Alexander Albon, que venía remontando, adelantó a Vettel en las últimas vueltas.

Sebastian Vettel
La carrera de Sebastian Vettel en Silverstone fue paupérrima

El peor mensaje y la realidad más dura de asumir

El de Ferrari se quedó 12º, pero pudo puntuar gracias a los pinchazos de Bottas y Sainz al final. Sin ellos, y sin la desgracia de Nico Hulkenberg, a buen seguro que Vettel se hubiese ido de vacío. “Ciertamente sufrí durante tantas vueltas en carrera y fue de principio a fín, hay algo que no probablemente no funciona”, decía.

“No tenía el ritmo necesario, así que mi nivel de confianza es muy bajo porque estoy sufriendo para sentir el coche, y cada vez que ataco, lo pierdo” El peor mensaje que un piloto puede transmitir, y la realidad más dura de asumir. Más aún cuando su compañero de filas, Charles Leclerc, rompió todos los moldes para llevar, de nuevo, un coche carente de todo al podio. Ahora Vettel cuenta el tiempo antes de marcharse a Aston Martin y recuperar lo que fue…

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Jorge Mendes toma el mando en 2 fichajes del Valencia CF
Maniobra fulgurante en Servir y proteger pone patas arriba Distrito Sur
Cierre total en Pesadilla en la cocina por vergüenza ajena con Chicote