Filtración incómoda en Spiderman deja tocado a James Cameron

Posibles realidades que pudieron ser un hito en la historia del superhéroe

En la industria del cine todo supuesto también podría haber representado un todo exitoso, muestra de ello, James Cameron y el arácnido Spiderman. El director y guionista canadiense tuvo por los inicios de la década del noventa un reparto actoral de ensueño para la época y ni hablar del guion que estaría hecho a semejanza exacta de los cómics originales, ideales que fueron desvaneciéndose por problemas jurídicos.

El primer objetivo era Leonardo DiCaprio para interpretar a Peter Parker, actor que por la época rondaba los 20 años y quien ya tenía en su palmarés actuaciones en ‘Vida de este chico’ o ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’. Producciones que lo hicieron despegar directo a la fama.

En segunda instancia, el deseo era Arnold Schwarzenegger, el aclamado Terminator, famoso también por esos años y quien se pensaba podría llegar a interpretar al Dr. Octopus, dejando un panel inicial de actores para Cameron de ensueño.

Y por último, la cereza del postre, Stan Lee, creador de Marvel Comics, que hubiese marcado un antes y un después en el ideal del director al poner a participar a Lee como J. Jonah Jameson, el jefe de Peter Parker. siendo este un proyecto ambicioso e imposible de alcanzar dados los problemas por los derechos del superhéroe entre Carolco Pictures y Marvel.

El proyecto en sí, no solo quería juntar estos grandes personajes, sino también plasmar en la pantalla todos los villanos habidos y por haber en el comic original y que tan de lado se dejan en las producciones de hoy en día por aquello de los presupuestos y marketing que puedan generar estos.  

https://www.instagram.com/p/B6T1ruGneZZ/