Final The Crown convierte al Príncipe Carlos en villano

Los seguidores de la serie han quedado con la idea que en la historia, el Príncipe siempre fue el malo

El 15 de noviembre fue el estreno de la cuarta temporada de la serie The Crown y con ella una cantidad de personajes llenos de historia donde uno de ellos se ha convertido en un gran villano desde los ojos de Diana Spencer y de muchos seguidores que no han dudado del gran odio que sentía él por ella.

Incluso esa última temporada retrató cuánto detestaba el príncipe Carlos cuando la princesa Diana bailaba públicamente al ritmo de “Uptown Girl” de Billy Joel. Este momento se remonta a una escena idéntica en el estreno de la quinta temporada de Mad Men y marcó el cambio del Príncipe de Gales como un verdadero villano en The Crown.

Diana de Gales
Diana de Gales y el Príncipe Carlos en The Crown

Una fecha de cumpleaños del Príncipe Carlos en The Crown, nos deja ver que él es un verdadero villano

Avalanche, el penúltimo episodio de la cuarta temporada de The Crown. Comienza con el Príncipe y la Princesa de Gales llegando a la Royal Opera House en el cumpleaños de Carlos. Diana se escapa durante la ópera, que él estaba disfrutando, y ella salió al escenario con su amigo, el bailarín de ballet Wayne Sleep, y juntos, realizaron un baile de “Uptown Girl”.

El hirviente Carlos apenas pudo contener su disgusto mientras la audiencia prodigaba a Diana con aplausos. En el camino a casa, el Príncipe le dio a Diana un latigazo con la lengua, y dijo que su regalo para él era una demostración grotesca y mortificante. En la vida real, Diana de hecho intentó complacer a Carlos con su actuación temática de Billy Joel, pero sin duda, él la odiaba.

Todos los fanáticos han coincidido con el final de la temporada que Diana no merecía el amor de su esposo

Estas situaciones hacen ver que Diana era la novia perfecta para el Príncipe Carlos: una virgen de una familia aristocrática adecuada que no tenía indiscreciones pasadas que pudieran volver a perseguir a la Familia Real. En el momento en que Carlos permite que cada instinto miserable y malcriado en él critique a Diana que intenta mostrarle un reflejo completo de su amor, lo hace ver como un villano. 

Finalmente, el Príncipe Carlos se hizo a sí mismo miserable al tratar de cumplir con su deber como su esposo mientras mantenía una relación emocional y luego física con su verdadero amor, Camilla Parker Bowles. No hay que dudar que por desdicha, la Princesa Diana se casó con una persona que nunca la amo.

Alemania bitcoin