First Dates alucina con los trastornos naturales de Imanol y Michaela

En el capítulo de hoy, la velada romántica más natural y ambientalista del año

La cita de hoy entre Imanol y Michaela en First Dates, estuvo marcada por un factor en común muy importante, que fue determinante al final. El comensal aseguró que el se considera una persona que ama y cuida de las plantas, y cree que son seres que sienten y viven e incluso son mucho mejores que los humanos y animales.

En medio de la velada que ha comenzado con la comensal, el hombre le contó que es una persona vegetarista. La chica le confesó que también era vegetariana pero fue ahí donde hubo el primer bache. Imanol le aclaró que el no es una persona vegetariana sino vegetarista como ya lo había mencionado antes. Michaela se sintió un poco confundida y pidió que le explicara.

imanol first dates
Imanol le entregó un sobre a su cita en forma de regalo, al parecer eran unos dibujos de flores y plantas.

Imanol llegó a First Dates con un argumento del por que se considera vegetarista

Luego de que la comensal le expresó sus gustos alimenticios que nada tenían que ver con la visión natural de Imanol, el hombre le aclaró que los términos aunque se refieren a vegetal no son iguales. El lo que pretende explicar es que cuida de las plantas, flores, arboles y todo lo que tenga que ver con la flora de la naturaleza.

“sienten, deciden y son una forma de vida mucho más perfecta que la raza animal” aseguró el comensal defendiendo su postura. Lo positivo de la velada es que Michaela también comparte la visión y el pensamiento de Imanol. De hecho mencionó con entusiasmo que ya tenían una cosa en común, lo que impulsó al hombre a darle un obsequio.

El detalle de Imanol que cerró con broche de oro la velada en First Dates

En medio de la velada donde compartían sus visiones, gustos alimenticios y demás aspectos personales, Imanol sacó lo que parecía un sobre y se lo entregó a Michaela en forma de regalo. La chica se emocionó y al abrirlo encontró unas hojas con dibujos de flores y plantas. La comensal quedó encantada con el detalle y le agradeció a su cita.

Después de comprobar que sus personalidades eran compatibles, llegó el momento de la decisión final y la verdad es que el resultado fue el esperado. Ambos decidieron seguir conociéndose, pues los dos argumentaron que en estos días de consumismo y banalidad desaforada, es difícil encontrar a alguien que se interese por la naturaleza.

última tentación Marina