Algunos medios afirman que el Real Madrid estaría dispuesto a sacarle de la manga de Guardiola a Leroy Sané

Una vez se diera a conocer públicamente la situación de Marco Asensio y su lesión de larga duración se llegaron a replantear muchas cosas en el Real Madrid, entre ellas la de conseguir un jugador que supla dicha posición. De inmediato se vinculó a un deseo reprimido del club, Leroy Sané con actualidad en el campeón ingles, Manchesdter City.

El extremo alemán es una de las grandes promesas y realidades del fútbol mundial, promesa por su corta edad, y realidad por todo lo mostrado con el balón en sus pies a comienzo de temporada anterior. Sin embargo, no fue un final feliz, Guardiola lo relegó y ha manifestado con ello que no desea extender su contrato que expira en el 2021.

Florentino Pérez

Para Sané existen cosas más importantes que su salario como puede ser en todo caso su evolución deportiva, y por ello ha manejado un fuerte vínculo con el Bayern Múnich de quien se dice ya tiene todo arreglado. De este modo la especulación terminaría cediendo y se sumaría a las ya reconocidas de Mané, Salah, Neymar y Mbappé, siendo este último el objetivo que aún está en vigencia.

Para llenar ese vacío ha llegado James

Así, dadas las circunstancias le ha llegado el momento a James, un jugador que ha regresado desde Alemania y parece haber firmado su retorno por la puerta grande. Adiós a las especulaciones anteriores, James será jugador merengue y es el candidato perfecto para este momento en el Real Madrid.

Lo de Sané pasa a ser una de las tantas anécdotas, aunque no se descarta en un futuro acercarlo, como todo gran jugador, si demuestra calidad entrará a ser potencial fichaje del más ganador de Europa. Por ahora su destino parece ser bávaro, estaría como el más firme candidato a sustituir a Robben y Ribery, recientemente desligados del club.

James Rodríguez

Todo armado hasta acá para Zidane, y a falta de un jugador que seguramente estará llegando para reforzar el medio, tendría listo su equipo con el que pretende dar cara a la temporada venidera, un duro reto por lo que significó la anterior y los constantes golpes que ha sufrido en esta preparación.