La bomba de tecnología que esconde el nuevo Ford S-Max 2020

Ford ha reinventado el nuevo concepto del Ford S-Max

Ford sigue en pleno proceso de actualización y rediseño y en esta ocasión le ha tocado a sus dos monovolúmenes grandes, el Ford S-Max y el Ford Galaxy. Si miramos primero el diseño exterior, ambos modelos cambian su aspecto frontal con una parrilla bastante más grande y que proporciona mayor vistosidad en su acabado 3D

Se estilizan los faros y todo el parachoques delantero al que, además, se le añaden nuevos faros antiniebla. La parte trasera alberga menos cambios, siendo la más destacable el diseño interior de los pilotos de LED, en el caso del Ford S-Max.

Ford S-Max

Especialmente reseñables son los cambios en el interior del Ford S-Max, por ejemplo, sus asientos delanteros tienen 18 ajustes eléctricos y están certificados por la AGR, una conocida asociación alemana por las espaldas saludables, lo que da buena muestra de su ergonomía.

Si nos fijamos en el Galaxy Vignale, también encontramos calefacción y ventilación en los asientos, regulación eléctrica y función de masaje, todo un lujo para el viajero. Ambos modelos ofrecen siete asientos plegables, que pueden convertir al vehículo tanto en un cinco como en un siete plazas,  algo que viene de serie en el Galaxy y de manera optativa en el Ford S-Max.

Wi-Fi y ergonomía en el nuevo Ford S-Max

La tecnología interior del vehículo también avanza en esta actualización, incorpora el FordPass Connect, el cual ofrece tecnología Wi-Fi dentro del coche y la situación del tráfico en tiempo real, ofreciendo rutas alternativas en caso de incidentes, un sistema que ofrece compatibilidad tanto a dispositivos de IOS como de Android. Todo ello se lleva a cabo en un habitáculo con mucho espacio, como es habitual en cualquier modelo de monovolumen, pero que cambia para ofrecer unas líneas mucho más ligeras. Todo ello también en el Ford S-Max.

Ford S-Max

En el aspecto del motor es donde encontramos la novedad más destacada, desaparecen por completo los modelos de gasolina, ofreciendo tres modelos diferentes de Diesel.  Las potencias de dichos motores son de 150 CV, 190 CV y 240 CV, los cuales también tienen notables diferencias entre ellos, por ejemplo, en todos excepto el de 150 CV, el cambio es automático de convertidor par y de ocho relaciones; por otra parte, las versiones de 190 CV traen consigo una tracción total Intelligent All-Wheel Drive, que podrá incorporar de manera opcional.

Los consumos de estos motores del Ford S-Max van desde los 4’9 hasta los 5’9 litros y sus emisiones rondan entre los 130 y los 156 gr/km, provenientes del nuevo motor 2.0 EcoBlue diesel que incorporan ambos modelos y que se adapta a las normativas europeas en cuestión de emisiones.

alonso dientes