Foto: Arbeloa y Nedved, juntos en Valdebebas