El nuevo modelo de Toyota se renueva para contentar a los compradores más exigentes

La primera generación del Toyota RAV4 que arrancó como un tres puertas, fue pionera e inestable. Entonces las cosas no fueron demasiado bien para la marca. El coche de cuarta generación se vendió principalmente como un híbrido. Fue un gran salto visual y un importante cambio en lo que conocíamos hasta el momento.

Sin embargo, esa generación RAV4 ha sido el SUV más vendido del mundo y su cuarto automóvil más vendido de Toyota. Nadie puede dudar de que las prestaciones de este nuevo coche son realmente buenas. La relación calidad-precio es positiva y agradable para el comprador.

Toyota RAV4

El C-HR más pequeño demuestra que Toyota tiene un modelo renovado y con unas características que atraen más al comprador. Asimismo, este nuevo modelo nos permite contar con más extras que la versión anterior. Algo que agradeceremos a la larga.

El nuevo RAV4 tiene mejores proporciones de lo que solía ser: más largo en la distancia entre ejes pero más corto en general. Eso significa no solo que parece menos desgarbado, sino que también se alinea con los crossovers familiares grandes y medianos. Algo que nos hace pensar inevitablemente en el Nissan Qashqai, y Honda CR-V, VW Tiguan, Ford Kuga y Peugeot 3008.

Toyota RAV4

Su diseño tiene que ver con facetas y octágonos arrugados, y es más sobrio que los recientes Lexus o el C-HR. Nadie va a sorprenderse por eso, sin embargo, encontrarás interés y distinción si miras bien lo que nos ofrece esta nueva versión de Toyota.

En realidad es más un SUV que un crossover; cuadrado y espacioso. Son las versiones 4WD las que llevarán la mayoría de las ventas de RAV4. El revestimiento negro de la parte inferior del cuerpo y los pasos de rueda son parte de la semiótica del SUV. Un botón de ‘modo trail’ en la consola central activa un diferencial de freno y una estrategia ESP diferente. 

Toyota RAV4

Esta vez, toda la gama es híbrida en Europa. El motor de gasolina de 2.5 litros es nuevo, no tiene turbo, pero usa la sincronización de la válvula de ciclo Atkinson como lo favorece Toyota para sus híbridos. También es la transmisión de motor / generador epicíclica dividida en potencia, infinitamente variable, con transmisión trasera eléctrica si ha marcado la casilla AWD. Pero todos esos componentes se han trabajado para perder peso y fricción, y el motor trasero es lo suficientemente fuerte como para producir la mayor parte del torque del automóvil a bajas velocidades.

La potencia total del sistema ahora es de 215 CV o 221 CV para el AWD. Ambos llegarán a 62 mph en el rango de principios de ocho segundos. No contábamos con un motor diésel,  pero si cree que los híbridos no pueden remolcar, tenga en cuenta que el AWD puede transportar un remolque con freno de 1,650 kg, lo que no está mal.

Toyota RAV4

Todas las versiones obtienen un banco completo de asistencia al conductor y kit de seguridad. Eso incluye advertencia y frenado por radar y cámara para vehículos, peatones y ciclistas. También hay reconocimiento de señales de tráfico, control de crucero por radar y asistencia de dirección para centrar el carril y faros LED. Pero la advertencia de punto ciego y de tráfico cruzado solo llega a la mitad del rango.

El nuevo Toyota RAV4 se puede conducir desde 35.000 euros. Un precio que lo convierte en una oportunidad para los amantes de este famoso vehículo. Especialmente, ahora que los SUVS están tan de moda en el mercado.