Francisco se abre en First Dates para confesar su obsesión

Una insinuación que dejo a todos con la boca abierta

En la cita de hoy de First Dates tenemos a dos chicos que vienen a encontrar el amor en el restaurante Cuatro ellos son Francisco y Rodrigo. Que han decidido aceptar la cita para ver si por fin encuentran a la persona ideal con la cual compartir todos sus sentimientos. Y si todo va bien tener el ansiado segundo encuentro.

El primero en llegar fue Rodrigo, que le comentó a Lidia Torrent “soy un chico muy romántico, cariñoso, detallista, de salir y hacer planes con mi pareja… pero no me ha ido muy bien en el amor“. Solo me he enamorado una vez y espero volver a hacerlo porque he ido de un chico a otro buscándolo. Sigo creyendo en el amor, pero la verdad es que no me ha ido muy bien” afirmó el estudiante.

Francisco First Dates
Francisco contó en First Dates que su estatura no es impedimento para que alguien se enamore de él

Francisco, la cita que afirma que el tamaño no importa en First Dates

La otra parte de la cita arribó por fin al restaurante Cuatro, Francisco muy emocionado decide hacer la gran entrada. Pero Rodrigo no parece estar muy contento pues le pareció muy bajito. “Me he quedado un poco pillado porque lo he visto muy bajito, pero una vez que se ha acercado he visto que estaba dentro de la media y no me he preocupado”.

El informático de estatura media baja afirmó Me quiero mucho a mí mismo y sé lo que valgo, por lo que quiero a una cosa igual”. “Con cualquier cosa me apaño, no hace falta tener ni lujos ni riquezas”. Lo que parecía un impedimento entre los dos desapareció cuando empezaron a intercambiar información.

El tamaño no importó entre Francisco y Rodrigo y la cita fue todo un éxito en First Dates

Después de superar el traspié de el gusto físico donde se dieron cuenta que el tamaño no importa mucho. Empezaron a conocerse y la química entre los dos empezó a fluir de manera optima. Los dos conectaron muy bien pues son amantes del campo y los animales. En cuanto al amor coincidieron en que no aguantan las mentiras y buscan algo serio.

Al final los dos decidieron comer el postre en el privado y un hecho curioso ocurrió cuando Francisco le ofreció de su postre a Rodrigo. “No puedo más porque yo soy chiquitito y tú mides dos metros”. Los dos chicos decidieron tomar la segunda cita cerrando el trato con un apasionado beso.

Sexta Noche Iglesias