Frenkie de Jong mete en un lío al capitán del FC Barcelona

Una exigencia de peso le ha transmitido Busquets a la directiva culé debido a una inconformidad específicamente con la llegada de De Jong

El fútbol como todo en la vida va en línea recta con la evolución. El trato a la pelota cada vez es diferente, priorizando las transiciones y un estilo de juego mucho más vertical, eso en parte es debido al adn, aunque bien, si hay alguno chapado a la antigua en el fútbol es el FC Barcelona. Por nada abandonan su estilo, su marca registrada de toque progresivo es una ley inapelable que sacan de la galería cada que lo necesitan.

Y en ese orden de ideas existe un jugador fundamental, Sergio Busquets. El gran mediocentro es el que maneja los hilos del equipo, el que decide en salida si se juega corto, en línea horizontal o vertical, el que define la jugada y el que en ocasiones sale desatorando con su enorme manejo de balón desde la primera línea. Pero ahora vive una completa incertidumbre, cree que no le están valorando lo suficiente como si lo hacen con De Jong y ha pedido una ayuda para ello.

Frenkie de Jong
Frenkie de Jong

Apelando al compañerismo y amistad que sostiene con Leo Messi, Busquets ha pedido un re ajuste salarial, cree que por el tiempo que lleva en el equipo, además de todo lo que otorga no debería estar tan bajo en relación a compañeros recién llegados alterando así su prestigio internacional y sus ganancias por supuesto.

La amenaza es clara por parte de Busquets, o le mejoran las condiciones o se va

En ese mismo sentido y teniendo en cuenta que la renovación es el movimiento más próximo, Sergio con sus 11 años conviviendo en el equipo ha hecho una petición considerablemente sensata, aunque si el club no está dispuesto a escucharlo ya tiene un plan B, el de seguir el camino que ex compañeros suyos han abonado, irse a jugar en Ligas menores que desde luego mejoren sus condiciones. La idea es mejorar su contrato fuertemente.

De inmediato esto ha tenido consecuencias en el entrenador extremeño, que asombrado pretende que las cosas vayan por el lado de la conciliación y así poder tener a órdenes a Busquets, la piedra angular de su esquema del 4-3-3, o en línea de 2 cuando arma el criticado y famoso 4-4-2.

Sergio Busquets

Podría ser el fin de una era dorada, aunque es un jugador querido. A Busquets le estiman y mucho en el seno del club como para dejarlo ir tan fácil. Trabajo para Leo, que le considera uno de sus mejores socios dentro de la cancha y se espera reaccione igual como en el caso de Jordi Alba. Veremos.

© Copyright 2019 GOL digital ·