El RC Celta necesita dinero y la salida de Lobotka facilitaría la reconstrucción del nuevo equipo

El club vigués pretende la llegada de Pape Cheikh, que sería el cuarto retorno tras Nolito, Santi Mina y el ya efectuado de Denis Suárez. Lobotka es junto a Maxi Gómez los jugadores con mejor cartel de los que el Celta está dispuesto a dejar marchar, puesto que Brais Méndez e Iago Aspas van a continuar por decisión propia y del club.

Pape Cheikh se marchó del club gallego en 2017 para poner rumbo al Olympique de Lyon por un precio cercano a los 14 millones de euros, y puede volver por una cifra bastante inferior tras no haberse adaptado al fútbol francés como se esperaba. En su primera temporada apenas jugó 2 partidos con el primer equipo, y en esta segunda pese a haber jugado más de 20 la mayoría han sido en partidos intrascendentes.

Lobotka

Lobotka lleva varias temporadas a un nivel bastante alto, y esta ha estado a un nivel inferior al suyo, como todo el equipo. Sin embargo, en la Premier sigue teniendo un gran cartel y clubes como West Ham, Watford o Cristal Palace lo tienen en su agenda. Hace unos meses sonó muy fuerte para el Tottenham pero con la llegada de Ndombele no tiene hueco en el club londinense.

El eslovaco tiene una claúsula de 50 millones, pero su precio de salida podría rondar los 25. El hecho de no jugar competición europea ha hecho que el jugador quiera dar un nuevo paso en su carrera, y el Celta que necesita dinero lo ha aceptado pero piensan sacar el máximo partido a su marcha.