Es noticia:

Vender a Muniain para traer a Laporte

El capitán encara su último año de contrato inmerso en un mar de dudas y el central quiere salir del Manchester City para regresar a casa

Aymeric Laporte es un objetivo clave del Athletic pero que a día de hoy no puede venir sin hacer sacrificios previos. Entre las decisiones cruciales a tomar, podría estar el futuro de Iker Muniain, el actual capitán cuyo contrato vence en 2024. La renovación de su contrato se vislumbra como una tarea compleja en la que el tiempo juega en su contra.

El valor de Muniain dentro del Athletic ha sido indiscutible a lo largo de su carrera. Pero a nadie se le escapa que ya no es ese jugador clave. De hecho Muniain ha ido poco a poco desapareciendo de los planes de Valverde. Ya con 30 años, su salario es una losa y si se quiere fichar a un jugador como Laporte quizás haya llegado el momento de salir.

Laporte athletic
El defensor ex Athletic ve con buenos ojos regresar a San Mamés.

El Athletic necesita a Laporte más que a Muniain

Puede sonar duro pero ahora mismo, el Athletic necesita a Laporte y a Muniain puede que hasta sobre. Este hecho se hace aún más evidente al analizar su participación durante la última temporada. El tiempo de juego de Muniain ha disminuido en más de 1300 minutos en comparación con la temporada anterior, siendo relegado al banquillo en varias ocasiones y viendo cómo su influencia en el equipo se desvanecía.

Una de las posibles razones que podrían explicar este retroceso es la competencia interna. La irrupción de Sancet, la consolidación de Mikel Vesga, el 4-3-3 de Valverde que lleva a la banda izquierda un puñal como Iñaki Williams… Muniain se ha quedado sin sitio en el once.

La influencia de Muniain desaparece

Otro factor que ha llevado a Muniain a un segundo plano es su actuación en el campo. Ha experimentado un notable descenso en su capacidad para marcar la diferencia en el terreno de juego. Además de su escasa contribución goleadora, su influencia en el juego del Athletic también ha disminuido.

Si a todo esto le añadimos su salario, el segundo más alto de la plantilla, se hace todavía más latente la necesidad de una salida. No sabemos qué pasará a lo largo de este verano. Lo que parece claro es que vender a Muniain ahora para poder incorporar a Laporte no parece mal plan.

Sancet Athletic