Es noticia:

Alexia Putellas no da crédito ante ninguneo del alcalde de Barcelona

Las campeonas del FC Barcelona se ven opacadas por la presencia de los directivos durante la celebración de su victoria en la Champions

La reciente victoria del FC Barcelona femenino en la Champions League, sumando su segundo título consecutivo, ha sido empañada por incidentes que han desatado la indignación entre los seguidores y las propias jugadoras. Alexia Putellas y sus compañeras han logrado una temporada histórica con cuatro títulos, pero el protagonismo ha sido, una vez más, usurpado por los hombres en posiciones de poder.

En la visita protocolaria al Ayuntamiento de Barcelona, el alcalde Jaume Collboni recibió una camiseta del equipo, entregada por el presidente del club, Joan Laporta, y la capitana, Alexia Putellas. La escena causó malestar cuando Collboni le quitó la camiseta de las manos a Putellas y posó solo para la foto, relegando a la jugadora a un segundo plano en un momento que debería haber sido suyo.

Alexia Putellas
. Estos gestos, aparentemente pequeños, subrayan la lucha continua por el respeto y la igualdad en el deporte femenino.

Indignación por la falta de protagonismo para las jugadoras

Las imágenes de estos momentos se viralizaron rápidamente, generando críticas por parte de los aficionados. Muchos expresaron su decepción y enojo en Twitter, señalando cómo, una vez más, los logros de las jugadoras fueron eclipsados por los directivos. Comentarios como “Los señoros apropiándose de los éxitos de ellas” reflejan el sentir generalizado de frustración.

Otra escena que generó polémica fue a la llegada del equipo a Barcelona. Laporta y el entrenador Jonathan Giráldez bajaron del avión con la copa en primera línea. Mientras que las jugadoras, incluyendo a la capitana Putellas, quedaron en segundo plano. Este gesto fue percibido como una falta de respeto hacia las verdaderas protagonistas del triunfo.

El menosprecio al fútbol femenino

Estos incidentes son parte de un problema mayor: el menosprecio constante hacia el fútbol femenino. A pesar de los avances y el reconocimiento creciente, las jugadoras siguen enfrentando situaciones donde se les niega el protagonismo que merecen. Las reacciones en redes sociales resaltan la necesidad de un cambio de actitud y reconocimiento hacia las deportistas.

“La copa la bajan las CAPITANAS, no el machirulo del presidente y el entrenador”, fue una de las muchas críticas dirigidas a la forma en que se gestionó la celebración. La capitana del FC Barcelona, Alexia Putellas, y sus compañeras merecen ser las figuras centrales de sus propios logros

jóvenes promesas