Es noticia:

El Chiringuito de Pedrerol comienza el linchamiento masivo a Pep Guardiola

Las semifinales de la Champions entre Real Madrid y Manchester City ya se juegan en Mega

Como era de esperar viniendo de un programa como El Chiringuito de Pedrerol, la figura de Pep Guardiola genera mucha inquietud. Por mucho Real Madrid que sea y por mucha hegemonía que tenga en la Copa de Europa, el hecho de cruzarse en el camino del técnico catalán siempre provoca reacciones de lo más variopintas.

La demagogia se sirve en cantidades industriales. Un ejemplo son los logros de unos y otros. Al mismo tiempo que El Chiringuito vende como un éxito total las 11 semifinales en 13 años del Real Madrid, linchan a Guardiola por sus “constantes fracasos” en la máxima competición continental.

chiringuito guardiola
Pedrerol inicia campaña contra Pep Guardiola

El Chiringuito hace de menos a Pep Guardiola

Un Guardiola que en sus 14 años como entrenador ha llegado a las semifinales de la Champions en 10 temporadas. Es evidente que las estadísticas del entrenador del Manchester City tanto en Europa como en sus duelos directos ante el Real Madrid como mínimo meten presión al madridismo.

Que sí, que el Real Madrid es el equipo a batir en la Champions, eso no lo niega nadie. Pero tachar de fracasado a un entrenador que cada año busca una vuelta de tuerca en su equipo para tratar de ser más competitivo… No se puede esperar mucho más de un programa como El Chiringuito, donde abundan más los antis de Guardiola que los defensores.

Los palos al estilo de Guardiola

Pedrerol arrancó con una frase demoledora. “No es el City de Guardiola, es el City de Haaland”. Juanfe, otro de los enemigos número uno del estilo de Pep, todavía fue más allá. “Acabó la milonga de Guardiola. Este City no da miedo”, afirmaba sin ponerse colorado.

“Este City ha perdido la esencia de Guardiola”, explicaba Guti en otro claro ataque al ex entrenador del FC Barcelona. Es evidente que nadie tiene una bola de cristal para ver el futuro, pero lo que está claro es que en el madridismo, la sombra de Guardiola, todavía genera muchísima tensión.

EGD Valencia