Es noticia:

Míchel con discurso victimista para llevar al Girona FC a Champions

El barco gerundense se está empezando a hundir pero su capitán y entrenador es optimista en que al menos llegarán a Liga de Campeones

Segunda derrota consecutiva del Girona FC esta vez a manos del Athletic Club, un resultado que lo aleja del sueño de Champions League. Es verdad que aún van como escoltas del campeonato, pero la brecha entre ellos y el líder (Real Madrid) se va extendiendo poco a poco. De manera que el sueño por la conquista liguera se va aleando poco a poco.

Ya son 6 puntos de diferencia entre el Girona FC que marcha segundo en la tabla de posiciones y el líder. Pero aún ostentan 7 unidades de diferencia con respecto al último que se clasifica a Champions, precisamente el cuadro bilbaíno. Míchel sabe que ya no hay margen de error y que deben recuperar la senda de la victoria, esa misma que los tiene en las primeras posiciones desde el inicio de la temporada.

EGD Girona
La derrota en San Mamés fue la segunda consecutiva, y el tercer partido seguido donde no ganan. (c) Foto: GOL digital

El Girona pinchó en San Mamés y la Champions se le va escapando

La derrota ante el cuadro león es la segunda consecutiva luego de caer contra el Real Madrid 4-0, pero es el tercer compromiso donde no ganan, ya que el pasado 3 de febrero empataron a 0 goles en Montilivi con Real Sociedad. De este modo podemos decir que al cuadro Gironins se le han escapado 8 puntos de los últimos 9, los cuales de haber ganado lo mantendrían como líder sólido de LaLiga EA Sports.

Aunque la conquista del título liguero es una utopía para el cuadro catalán, con el transcurso de la temporada se fue convirtiendo en objetivo primordial. Pero en los últimos 3 partidos, esa meta ha pasado a ser secundaria ya que ahora la más importante es llegar a la Champions League 2024-25. En pocas palabras, Míchel cree que es más factible el cupo internacional.

Míchel cambia los planes del Girona y pone a la Champions en un pedestal

Luego de la caída en San Mamés, el entrenador madrileño respondió en la rueda de prensa sus impresiones del compromiso. “Preveíamos un partido complicado, con un presión muy buena del rival e intentar salir de la presión y ser verticales. Nos ha faltado en la primera parte en los duelos y nos ha faltado determinación en zona tres”.

Como un método para quitarse hierro, Míchel aseguró que no es una obligación ganar los partidos. “No nos pueden exigir ganar siempre. Los errores individuales son de todo el equipo. Yo pido que salgan con el balón jugado, sí que hemos pecado de pases atrás, sobre todo en el segundo gol suyo. Pero esto nos ha dado la opción de llegar hasta aquí y tener opciones de venir a ganar en San Mamés”.

Michel Girona FC