Es noticia:

Pedro Rocha ofrece a Mateu Alemany la dirección general de la RFEF

Mateu Alemany podría convertirse en el nuevo jefe deportivo con mando absoluto sobre todas las áreas futbolísticas de la RFEF

Después de meses de especulaciones, el futuro de Mateu Alemany dentro de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) empieza a perfilarse con más claridad. Pedro Rocha, presidente interino de la RFEF, está decidido a ofrecerle una especie de dirección general con mando absoluto sobre todo lo futbolístico. Este nuevo cargo ejecutivo incluiría responsabilidades que antes estaban en manos de Albert Luque, pero con una mayor amplitud y peso decisorio.

Desde la salida de Rubiales y la consiguiente reorganización de la Federación, el nombre de Alemany ha sido recurrente en los pasillos de la Ciudad del Fútbol. Pedro Rocha y su núcleo trabajan en proponerle que sea el nuevo jefe deportivo de la RFEF, encargado no solo del fútbol masculino y femenino, sino también del fútbol sala y playa.

Mateu Alemany
Alemany respondería directamente ante Pedro Rocha, en una posición similar a la de un CEO o vicepresidente deportivo.

Un papel clave en la reorganización de la RFEF

El cargo de Alemany en la RFEF no solo incluiría la supervisión de las áreas deportivas, sino que también podría influir en otras áreas, como las financieras y de marketing, dependiendo de cómo se estructure su rol. Esta posición viene en respuesta a la necesidad expresada por el seleccionador De la Fuente de contar con una figura como la de Albert Luque de cara a la Eurocopa. La urgencia de esta necesidad ha sido escuchada por Rocha y sus colaboradores, y se espera un movimiento inmediato para que Alemany esté presente en Alemania.

Alemany, con una vasta experiencia gestionando clubes como el Mallorca, Valencia y Barcelona, así como una breve negociación con el Atlético de Madrid, se encuentra ante un reto significativo. Aunque oficialmente no ha recibido ninguna oferta y no se ha pronunciado sobre el asunto, fuentes cercanas indican que estaría interesado en asumir un reto de esta magnitud.

Responsabilidades y objetivos a largo plazo

Entre las responsabilidades de Alemany estaría el ser un interlocutor clave con los clubes, la organización, el staff y el cuerpo médico, además de preparar a la selección para la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. Su papel sería fundamental también para el proyecto del Mundial 2030, un desafío que requiere una visión a largo plazo y una gestión eficaz.

Alemany lleva meses en Palma, observando el mercado y estudiando inglés, preparándose para futuros desafíos. Este nuevo cargo en la RFEF no solo sería apasionante en el corto plazo, con eventos importantes como la Eurocopa, sino también en el largo plazo, con la planificación y preparación para el Mundial 2030. Su extensa experiencia en el sector y su conocimiento profundo de las dinámicas del fútbol profesional lo posicionan como una figura ideal para asumir este rol.

Gundogan FC Barcelona