Es noticia:

Isco saldrá del Betis si no clasifican a Europa

La directiva del Betis está ante el dilema de vender a Isco para equilibrar su economía

El Real Betis Balompié, con Isco Alarcón en sus filas, enfrenta un momento crítico tras acumular cuatro derrotas consecutivas durante marzo, poniendo en peligro su clasificación a competiciones europeas. Esta situación, estrechamente ligada al éxito del Athletic Club en la Copa del Rey, se convierte en un punto de inflexión para las aspiraciones verdiblancas.

La entidad verdiblanca podría necesitar generar entre 20 y 30 millones de euros, lo que implicaría deshacerse de alguna de sus figuras destacadas. Con pocos jugadores en su mejor momento, la venta de Nabil Fekir a clubes de Arabia por unos 15 millones de euros y el ahorro de su salario representan una estrategia, pero no suficiente.

Isco Alarcón
Isco, por otro lado, se presenta como una alternativa más lucrativa, con varios equipos dispuestos a pagar su cláusula de rescisión de 20 millones de euros, a pesar de las dificultades que esto conllevaría.

Las consecuencias de no competir en Europa

La ausencia en competiciones europeas no solo afectaría la proyección internacional del Betis, sino también su capacidad económica. La venta de Isco, o de otros jugadores relevantes, se ve como un parche necesario para una situación financiera que podría complicarse sin los ingresos que brinda la participación en torneos continentales.

Aunque la venta de Fekir alivia parte de la presión económica, es Isco quien podría representar la clave para una estabilidad financiera a corto plazo. Sin embargo, su salida supondría también una pérdida significativa en términos deportivos, evidenciando la complejidad de las decisiones que el Betis debe enfrentar en este crítico momento.

La decisión sobre Isco

Con el mercado de transferencias en el horizonte, el Betis debe sopesar cuidadosamente sus opciones. La posible venta de Isco a equipos interesados ofrece una salida atractiva desde el punto de vista financiero, pero conlleva riesgos deportivos. La dirección que tome el club en este aspecto definirá no solo su salud económica sino también su competitividad en la temporada venidera.

La situación del Betis es un reflejo de la delicada balanza entre finanzas y deporte, donde decisiones difíciles son inevitables para aquellos clubes que se encuentran en la encrucijada de no cumplir con sus objetivos deportivos. Isco se encuentra en el centro de este dilema, representando tanto una oportunidad como un desafío para el futuro inmediato del club.

Marc Roca Betis