Las restricciones provocan el rechazo de los hosteleros a reabrir sus negocios

Los bares y restaurantes continúan siendo los grandes perjudicados, a pesar del plan de desescalada trazado por el Gobierno de España. Algunas restricciones se mantienen, y los bares y restaurantes no podrán llenar sus terrazas más del 50%. Algo que hace inviable el negocio, tal y como ha afirmado Alberto Chicote, el popular chef de Pesadilla en la cocina, que ha querido echar una mano a sus compañeros de oficio.

Y todo ha sido provocado tras conocer las cuatro fases planteadas por el Gobierno para reabrir bares y restaurantes que posean servicio a domicilio o terraza. Los bares y restaurantes ya pueden repartir comida a domicilio, pero las terrazas, tras un nuevo cambio del Gobierno, solo podrán ser ocupadas en un 50% durante la fase uno.

Alberto Chicote

Sin embargo, los valientes que decidan abrir sus puertas de nuevo, solo podrán estar al 30% de su capacidad para garantizar la seguridad de todos. Esto ha sido el principal problema que ha encontrado Alberto Chicote, que incluso ha puesto un ejemplo del desastre que puede suponer abrir en las actuales condiciones.

Los restaurantes que retomen su actividad y que acogieron al ERTE, tendrán que acoger de nuevo al 100% de los trabajadores, pero sus beneficios se podrían ver mermados hasta menos del 30%. Además, el presentador de Pesadilla en la cocina también ha criticado la desinformación respecto a las condiciones de sanidad y seguridad que deben tomar los establecimientos para retomar la actividad.

Pesadilla en la cocina

Es por eso que Alberto Chicote no ha podido aguantarse y ha estallado contra las medidas planteadas por el Gobierno de España. El presentador de Pesadilla en la cocina ha declarado que esto provocaría la ruina total de muchos negocios en el país, puesto que no es rentable acoger de nuevo a los trabajadores y no poder llenar los bares por las medidas impuestas para la desescalada.