Gattuso aprieta los dientes en Singapur

El entrenador italiano del Valencia CF no se achica en su visita al dueño del club

Peter Lim quizá salió triunfador con entrenador de perfil comedido y educado como Marcelino, Bordalás o Gracia. Pero ahora el entrenador del Valencia CF es Gennaro Gattuso, quien ha reconocido que viajará a Singapur aunque no le haga mucha gracia. Eso sí, no está dispuesto a poner la otra mejilla.

De hecho, esto se sabe gracias a las palabras del propio Gennaro Gattuso, que ha sido muy claro al hablar sobre esta situación delante de la prensa. Pero no solo eso, sino que también ha criticado a los fichajes de la entidad, que desde hace varias temporadas atraviesa una situación económica muy complicada.

El Valencia CF sigue creciendo en LaLiga

Gattuso va a Singapur a regañadientes

Tras la última victoria del conjunto che ante el RC Celta, Gennaro Gattuso confirmó que viajará hasta Singapur para reunirse con Peter Lim. Un viaje que se producirá durante el parón liguero, aunque no le gusta nada al entrenador. Y es que Gattuso tendrá que emplear dos días para llegar al destino final, donde se reunirá con Peter Lim.

Según asegura el entrenador italiano, viajará hasta Singapur para ver qué opina de sus primeros meses en el club el presidente. No obstante, ha dejado claro que no le gusta tener que hacer este tipo de viajes, pero se ve en la obligación de hacerlo porque el dueño quiere hablar con él, siendo Peter Lim quien ha solicitado la reunión.

Gattuso también critica los fichajes del Valencia CF

Por si fuera poco, Gennaro Gattuso también ha sido contundente a la hora de hablar sobre la política de fichajes del Valencia CF. Una política de fichajes con la que no parece estar de acuerdo, pues asegura que preferiría trabajar con futbolistas que son propiedad del club. Pero en estos momentos no es una opción factible.

De este modo, Gattuso tendrá que seguir trabajando con los Samuel Lino, Nico González y compañía a la espera de que la situación económica del club mejore en los próximos años. No obstante, la pequeñas rencillas entre el entrenador y el presidente ya han comenzado. Unas rencillas que ya sabemos como han acabado en anteriores ocasiones, siendo el entrenador el gran perjudicado.

Samuel Lino