Gerard Piqué solución sorpresa a los males del Atlético

La temporada avanza hacia unos derroteros cada vez más claros

Es tan cierto que solo llevamos seis jornadas de Liga Santander, como que la conclusión que se puede sacar da la sensación de ser muy sólida: FC Barcelona y Real Madrid ha puesto tierra de por medio y este año da la sensación de que no habrá tercer candidato. Aunque Gerard Piqué y el Atlético todavía podrían tener algo que decir.

El Real Madrid es líder, con pleno de victorias. El FC Barcelona, tras el dubitativo empate de la primera jornada, acumula cinco victorias seguidas para seguir la estela blanca. El Atlético de Madrid, con sus constantes problemas defensivos, ya se ha quedado a 6 puntos de los azulgrana y a 8 del líder.

Atlético Ugarte
Las lesiones de Giménez lastran al Atlético

La defensa del Atlético el gran lastre

Y es que nadie puede entender la nula gestión del Atlético de Madrid en defensa este verano. Venimos de un año en el que Felipe y Hermoso no dieron el nivel. También de un año en el que nuevamente las lesiones privaron a Savic y sobre todo a Giménez de estar en los partidos más importantes.

Pues lejos de reforzar esa parcela, se ha continuado con Felipe y Mario Hermoso y se han vuelto a lesionar tanto Savic como Giménez. Hasta el punto de que la mayoría de encuentros juegan de central jugadores cuya mejor posición es otra. Es el caso de Witsel, mediocentro, o de Reinildo, lateral.

Atlético y Gerard Piqué condenados a entenderse

El caso es que el Atlético de Madrid necesita un central y Gerard Piqué podría ser la solución. Básicamente porque al azulgrana no le pueden ir peor las cosas. En plena separación, con la pérdida de la custodia de sus hijos sobre la mesa y suplente en el FC Barcelona. Bueno, suplente no, suplentísimo.

Encima se ha filtrado una bronca que tuvo con Xavi en el descanso del partido ante el Bayern. “Aquí ya no juego ni a la petenca”, decía el futbolista. A lo que Xavi reprendió: “Y menos que vas a jugar”. El caso es que el futuro de Gerard Piqué en el Barcelona parece negro y el Atlético de Madrid necesita un refuerzo en defensa. Al Cholo le gusta mucho. Y a Piqué le viene bien vivir en Madrid para atender sus negocios.

Atlético Oblak