Gesta histórica de Jaime en Pasapalabra para rozar el bote

El concursante se ha ganado el respeto de la audiencia tras demostrar en sus primeros programas que tiene nivel de sobra para conseguir el bote

Pasapalabra ha encontrado en Jaime a un concursante de un extraordinario nivel. Un nivel que ha demostrado en estas primeras semanas en el formato, en el que ha conseguido derrotar a Orestes, que es el gran favorito para llevarse el premio. Pero él está consiguiendo revertir la situación.

Tanto que para muchos de los espectadores Jaime es, por delante de Orestes, el actual gran favorito para conseguir el rosco de Pasapalabra. Más aún tras ver actuaciones como las del día de ayer, en la que demostró que cualquier día podría llevarse el bote del concurso.

Jaime Pasapalabra
Jaime consiguió 21 aciertos consecutivos, récord de Pasapalabra

Jaime hace historia en Pasapalabra

En la tarde de ayer, Jaime rápidamente se distanció de Orestes en el rosco. Tras dos turnos en los que acertó tres palabras, Jaime encadenó 21 aciertos consecutivos. De esta forma, el concursante se quedó a tan solo un acierto de conseguir el bote que supera ampliamente los 200.000 euros.

No obstante, y a pesar de que tenía aún muchos segundos por delante, el concursante decidió no arriesgar y cerró su participación en el rosco con 24 aciertos y 0 fallos. Algo que le dejaba prácticamente imposible a Orestes conseguir la victoria o, al menos, el empate.

Orestes cae en Pasapalabra ante la gesta de Jaime

Como no podía ser de otra forma, el público del plató se puso en pie y los invitados no paraban de exclamar tras lo sucedido. Lo mismo que Roberto Leal, que se mostró asombrado por la actuación de Jaime en el rosco. Y ahora todo quedaba en el tejado de Orestes.

Pese al intento de Orestes, que consiguió tener la oportunidad de igualar el marcador, finalmente cayó derrotado. El concursante consiguió 13 aciertos consecutivos y tendrá que pasar esta tarde por la silla azul, en la que un día más se jugará su continuidad en el formato.

First dates Pedro