Gestión letal del Atlético airea el peor defecto de Zidane

La hoja de ruta de Zidane en el Real Madrid choca contra el muro de hormigón del Atlético de Madrid

No se debe olvidar nunca el origen del sentimiento del Atlético de Madrid. Un club forjado en la adversidad, siempre a la sombra del Real Madrid, el eterno rival. Una historia llena de jugadores que se han ido, dejando grandes vacíos, pero siempre repuestos por otros de igual o superior categoría futbolística.

Porque si algo es evidente en los más de 100 años de historia, es que el Atlético siempre vuelve. Se van los Fernando Torres, Kun Agüero, Falcao o Antoine Griezmann. Pero arranca la era de Joao Felix y el optimismo no se reduce ni un ápice. Eso es, en esencia, el Atlético de Madrid. Pero algo se palpa que ha cambiado.

Muy lejos del papel de víctima de otras épocas, ahora el Atlético mira de frente al Real Madrid. Es más, además de obtener muchas victorias sobre el terreno de juego, también comienzan a competir de tú a tú en los despachos. Y es que el Atlético se ha convertido en un experto en penalizar los errores grotescos del Real Madrid.

Canteranos del Real Madrid en el Atlético

Los últimos años en el Real Madrid han tenido un denominador común. Cuando se gana la Champions, no se analizada nada más en el conjunto blanco. Se da por concluida la temporada con éxito. Al ganar cuatro de las últimas cinco se han ido pasando por alto detalles que han conllevado un crecimiento del Atlético a costa del Real Madrid.

Porque por mucho que haya ganado muchas champions, Zidane tiene una forma de trabajar muy peculiar. Siempre se dice que el entrenador es el que mejor conoce a sus jugadores, pero cuesta entender cómo Marcos Llorente no tenía sitio en la actual plantilla del Real Madrid. De la misma forma que Álvaro Morata ahora es el nueve del Atlético.

Marcos Llorente

Cuesta pensar también que necesitando reforzar la defensa, el Real Madrid haya pasado de largo sobre Mario Hermoso, canterano y con una opción de compra que lo convertía en un chollo. Todos estos errores, por así decirlo, de Zidane, han sido aprovechados por el Atlético de Madrid para aumentar el potencial de su plantilla.

Zidane le cuesta un dineral al Real Madrid

Los errores son errores incluso cuando hay éxitos que los tapan. Porque no puede pasar inadvertido la dudosa gestión de Zidane con varios de sus jugadores. Sus rencillas personales han hecho que se vaya Marcos Llorente y se quieran pagar 180 por Pogba. Cuando se tenía un futbolista de muchos quilates y formado en la casa.

Se han pagado 60 por Jovic cuando se podía haber dado más confianza a Morata, el delantero, no olvidemos, de la Selección Española. El error fatal también se produjo con Eder Militao, jugador que llegó al Real Madrid previo pago de 50 millones. Cuando por 7,5 se podía tener a Mario Hermoso ya en la gira americana.

Y no hablemos si termina firmando James Rodríguez por el Atlético también. Una sucesión de catástrofes que destripan el peor error de Zinedine Zidane. Y es que cuando el técnico francés duda con un jugador, ya no hay segundas oportunidades. Aunque se pueda equivocar, como en los casos expuestos. El Atlético, siempre atento para penalizar.

© Copyright 2019 GOL digital ·