Gestión nefasta con Lobotka estalla en la cara del Celta

El jugador eslovaco apenas va a dejar beneficios en las arcas del cuadro celeste

Un mercado más Lobotka vuelve a ser el centro de todos los rumores en el RC Celta. Sin embargo en esta ocasión parece que las informaciones que lleguen son más firmes y el futuro del centrocampista eslovaco apunta a estar en la Serie A, donde después de varias temporadas coqueteando con el jugador el Nápoles se haría por fin con sus servicios.

Y lo hará pagando una cantidad muy por debajo de los 50 millones de euros que tiene estipulado en su cláusula de rescisión. En anteriores ocasiones el Celta rechazó de manera contundente negociar por una cifra menor a esta y llegó a desestimar propuestas cercanas a los 40 millones. Una gestión que a nivel económico puede pasarle mucha factura al club.

Lobotka Nápoles

El acuerdo ahora puede cerrarse en una cesión hasta final de temporada con un coste de tres millones más una opción de compra obligatoria en junio de 17 millones de euros. O lo que es lo mismo en ningún caso la operación superaría los 20 millones de euros. Como decimos muy por debajo de lo que años anteriores podría haber ingresado con el traspaso de Lobotka.

El futuro de Rafinha y Óscar en el aire

El panorama para Rafinha se antoja complicado, ya que Óscar, si sigue la buena dinámica, no tendrá argumentos para sentar a Brais. Una situación compleja que ha vertido una nueva preocupación en el seno del FC Barcelona. En cambio, en el Celta, están contentos e incluso piensan en un jugador como Puertas del Granada CF para ocupar un rol más específico. Termina contrato en 2020 y de momento no hay noticias de que el conjunto nazarí lo haya renovado.

Óscar García Celta

Con las vistas puestas en relevar a Valverde cuando éste deje el conjunto azulgrana el FC Barcelona quiere que Xavi se foguee antes en un equipo de la Liga para que se adapte a la competición. El ex futbolista se encuentra actualmente entrenando en Qatar, aunque la diferencia entre estas ligas es enorme y no garantiza para nada su nivel como entrenador.

Por eso el conjunto azulgrana pretende que Xavi diriga al Celta antes de dar un posible salto al Camp Nou, algo parecido a lo que en su día hizo Luis Enrique. Los caminos de Xavi y el FC Barcelona están condenados a entenderse y entre medías el conjunto celeste puede jugar un papel fundamental.

Aspas Eurocopa