El club amarillo ya ha entablado contactos para conseguir cerrar su cesión en enero

El Cádiz CF ya ha cerrado las cuentas de cara a la próxima temporada. El resultado no podía ser mejor, y es que se encontrarán con un superávit cercano a los 2 millones de euros. Una cuantía que claramente dejará una viabilidad al club amarillo a la hora de poder negociar fichajes en el próximo mercado invernal.

No hay que olvidar que el proyecto del Cádiz CF para esta temporada no es otro que el ansiado ascenso a la categoría de oro del fútbol español. Para ello, se han fichado a jugadores con recorrido, y lo cierto es que los números tras la primera vuelta no podían ser mejores. No obstante, hay una realidad, y es que el equipo se ha desinflado un poco en las últimas jornadas.

Álvaro Cervera

Es por ese motivo, que en la plantilla cadista se han puesto manos a la obra para buscar un jugador que pueda terminar de apuntalar la plantilla. Un futbolista que ya tendría nombre y apellidos para la secretaría deportiva, siendo este Riqui Puig. El jugador azulgrana buscará una salida en enero, y su intención es jugar en un club puntero de Segunda División.

El gran problema a la hora de cerrar su incorporación radica en el coste de la misma, y es que aunque el jugador llegaría en calidad de cedido, el coste de la misma será notable. De esta manera, el Cádiz CF se ha puesto manos a la obra para conseguir reducir el coste de la operación y poder, así, afrontar la operación.

Riqui Puig

A su vez, el Cádiz CF no es el único club interesado. Hemos podido conocer que en las últimas horas el Sporting de Gijón también se ha presentado como una opción real para el futbolista del club azulgrana. El equipo gijonés sabe que tiene menos opciones a la hora de atacar su cesión, aunque ofrece garantías de juego reales.

Habrá que ver qué decisión toma finalmente el FC Barcelona, aunque todo apunta a que el jugador saldrá a un club de la categoría de plata. La propuesta deportiva y la intención de conseguir minutos sería decisiva para la entidad azulgrana a la hora de definir a qué equipo irá.