Gloria bendita para el Málaga

El Málaga ha escrito la página más bonita de su historia… de momento. El equipo de Pellegrini ha remontado el 1-0 encajado en la ida con un 2-0 gracias a los goles de Isco y Santa Cruz y se clasifica para cuartos de final de la Champions. A base de talento y facilitado por la expulsión de Defour nada más empezar la segunda parte se quitó de encima la superioridad física del Oporto, que se chocó contra la seriedad defensiva local, que fue una roca. El tanto de Isco al filo del descanso espoleó a los andaluces, y el de cabeza de Santa Cruz a un cuarto de hora del final llevó la gloria a La Rosaleda.

Empezó, pese a todo, atascado el Málaga. Como en la ida, el Oporto impuso su poderío físico, llevó el partido a su terreno y no dejó jugar al rival. No aparecían los atacantes locales y sí lo hacían los lusos gracias al timón de Moutinho y Lucho González. Ganaban todas las batallas individuales en el centro del campo, pero no en el área, donde Demichelis, Weligton y Toulalan mantenían a salvo la portería de Caballero. Así, los hombres de Pereira solo crearon peligro en un disparo desviado de Danilo.

Se animó el Málaga al final de la primera mitad con un disparo lejano de Antunes que sacó Helton y, sobre todo, en el gol mal anulado a Saviola. Baptista fue empujado por un rival hacia Helton, que perdió la pelota para que la empujara Saviola. Con La Rosaleda ya volcada el Málaga se lo empezó a creer, e Isco colocó el balón en la escuadra con un gran golpeo desde el borde del área. Terminó de condicionar el partido la inocente expulsión de Defour en la reanudación por un pisotón a Joaquín. Se encontraban ya con más facilidad sus atacantes, y el Málaga la tuvo en un disparo de Saviola que sacó Otamendi y un balón que Isco envió al lateral de la red.

Perdió un poco de fuelle el Málaga y, cuando mejoraba el Oporto, justo después de un remate forzado de Jackson Martínez, Santa Cruz desequilibró la eliminatoria. El paraguayo entró por Saviola y cabeceó a la red un córner anticipándose a Otamendi. Se fue a por todas el Oporto, pero solo inquietó en un gol bien anulado a Maicon por fuera de juego. El Málaga impuso su seriedad defensiva y de hecho rozó el tercero. No hizo falta. El sueño ya es una realidad: el Málaga está entre los ocho mejores equipos de Europa.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Iago Aspas revela secreto que deja fatal a entrenadores del RC Celta
La guapísima Eva González irrumpe en Pasapalabra con ideas muy claras
Valencia CF: el equipo formado por los futbolistas fallidos de Jorge Mendes