Los mejores goles de la historia (II): Roberto Carlos y la curva espectacular (Vídeo)

En un partido amistoso entre Brasil y Francia, jugado antes del Mundial de Francia 1998,Roberto Carlos rompió las leyes de la física al marcar un golazo de tiro libre desde una posición casi imposible para anotar.

El esférico, disparado en la frontal desde unos cuarenta metros del arco galo,hizo una curva espectacular e imposible para  Fabien Barthez, arquero francés de ese entonces.

Los mejores goles de la historia (I): Vieri y el gol imposible