Grada de animación del Athletic con nueva localidad para todos los socios

La afición del conjunto vasco muy dividida con las opciones que ofrece rearmar a los hinchas

El Athletic quiere y necesita una grada de animación. El fútbol moderno, la forma de construir un estadio en la actualidad y las normas de la LFP al respecto de la afición, han bajado los decibelios de San Mamés. Y esta cuestión, además de preocupar notablemente a las peñas más ruidosas del conjunto vasco, también preocupan a la directiva.

Porque hay una cosa clara. El fútbol moderno cada vez pone más trabas al Athletic. Jugar en San Mamés ya no representa ese miedo escénico que suponía antiguamente jugar ante el Athletic. Por ello, desde hace tiempo, insisten buena parte de la afición en el establecimiento de una grada de animación.

Grada animación Athletic
La afición de San Mamés

Los problemas de la grada de animación del Athletic

Pero la confección de una grada de animación en el Athletic no es nada sencillo a priori. Porque para respetar las normas actuales, en las que se prohíbe que se junten más personas de las debidas en una parte del estadio, o la exigencia de LaLiga para ubicarse todos sentados, hace muy difícil esta cuestión.

Sin embargo, equipos como Osasuna sí que han encontrado esa inspiración para adaptar con seguridad y cumpliendo todos los protocolos una grada de animación que aliente al equipo del minuto 1 al 90. Y en eso se ha fijado el Athletic, aunque en un estadio de las dimensiones de San Mamés es más difícil si cabe.

El Athletic machacaría a los socios con la grada de animación

Está claro que los aficionados del Athletic quieren que esa grada de animación brille en todo su esplendor. El problema viene cuando les tocan lo que es suyo. Porque para poder montar esa grada de animación, lo que proponen es reubicar a gran parte de los socios en otras zonas del estadio.

Pero llegado a este punto, es muy difícil establecer un criterio justo para cambiar a un socio de asiento. ¿Quién tiene preferencia? La idea es reubicar a todos los socios del Athletic desde un inicio y crear un fondo de animación de 4000 personas en toda la tribuna norte baja de San Mamés. Pero estas reubicaciones pueden conllevar un aumento de la cuota que algunos no puedan permitírselo, separar personas que quieran estar juntas o simplemente cambiar de zona a socios que no quieran ese cambio. Un lío se mire por donde se mire.

Marcelino Athletic