Situación límite del entrenador asturiano en su nuevo equipo

El RCD Espanyol decidió finalmente prescindir de un Pablo Machín cuyo estilo de juego era muy complejo para un equipo hundido deportivamente y con la confianza por los suelos. En aras de salir de esta situación se ha apostado por la figura de un Abelardo que es experto en situaciones críticas, como ya demostró en Sporting y Alavés. De momento la primera medida rompe al Real Madrid.

Tras ser anunciado este viernes, Abelardo desea ponerse de inmediato a trabajar en la planificación de un equipo que necesita urgentemente refuerzos. La situación es crítica con apenas dos victorias en 18 jornadas, pero hay margen salarial y se va a tirar la casa la por la ventana. En el club perico son muy optimistas.

Abelardo

Abelardo tiene muy claro el mensaje a trasladar. Cuanto antes se gane en confianza mejor se competirá. Pero al servicio del entrenador asturiano se pondrán todos los recursos posibles. De momento hay tres fichajes de renombre que están muy encarrilados. Uno de ellos, un auténtico crack mundial.

Calleri sí, Vinicius no

Porque la información de última hora sitúa al brasileño Hulk como gran bombazo de invierno para recuperar la pegada del RCD Espanyol. Un fichaje de altos vuelos que, de entrada, frena toda opción de captar la cesión de un Vinicius que no interesa a Abelardo. El mensaje ha sido rotundo hacia el Real Madrid de Zidane.

No obstante, si Hulk finalmente no pudiese venir, están en la lista apuntados los nombres de Raúl de Tomás, Mariano o Luka Jovic para enmendar la pobre capacidad goleadora mostrada hasta la fecha. Y es que el Espanyol ha anotado apenas 12 tantos en 18 jornadas disputadas de la Liga Santander.

Calleri

Y si nos atenemos a la plantilla que hay actualmente en el RCD Espanyol, hay un claro triunfador. Porque Calleri era un fijo en su etapa anterior en el Deportivo Alavés. Un delantero que ya conoce los métodos del asturiano se adaptará muy rápido a 4-4-2 que impondrá desde el principio. El argentino hará pareja demoledora con Hulk.

Las intenciones de Abelardo pasan por poner en práctica en el Espanyol los métodos que tan buenos resultados le dieron al asturiano en el Deportivo Alavés. Recordemos que cogió al equipo también en diciembre y también hundido en descenso y lo salvó holgadamente con una segunda vuelta digna de equipo de champions.