Granada CF utiliza influencia de Robert para convencer a Riqui Puig

La entidad nazarí pretende sumar el talento del canterano culé como argumento de mejora en el mediocampo

Robert Moreno sigue alzando su voz de protesta en referencia a la cantidad y la calidad de los refuerzos alcanzados en el pasado mercado de verano, motivo suficiente para seguir de pie en esa lucha y exigir como es debido un activo más. En esta ocasión llama al corte a los directivos del Granada por la presencia de Riqui Puig, al que ya le han puesto la cruz en el FC Barcelona.

Así pues, lo que impera en este instante es la ubicación de una posibilidad. Como bien se sabe, el jugador y el equipo culé lo que han priorizado es su salida. Necesitan de ello para poder darle tranquilidad a su gente y al jugador que ya va viendo como le coge la noche sin poder brillar en el fútbol profesional. Y Granada es una chance abierta, muy valorada por cómo viene y el proyecto que tiene.

Riqui Puig Betis
El mediocampista se va convenciendo poco a poco, de que su futuro ya no está más en el Barcelona.

La ilusión de jugar en la era Xavi se ha extinguido y ahora todo pasa por Robert y el Granada propiamente firmar a Riqui Puig

Ni Valverde, ni Koeman, tal vez un poco Setién pero al final el jugador de solo 22 años se ha quedado en nada. Una verdadera promesa, jugador con enorme talento y una dinámica fiel a la idea del Granada. Si alguien le conoce es Robert Moreno, por eso ha solicitado formalmente a sus jefes hacer el esfuerzo directivo.

Una alternativa de cesión es lo que promete, al menos en estos primeros seis meses en relación a este jugador. Tiene el perfil, y además compite en una zona donde están echando en falta ese toque de distinción. Granada ha bajado mucho su rendimiento de acuerdo a la anterior administración, pero tiene bastantes obligaciones y eso le podría dar brillantez a la operación.

Aunque hay más equipos tras sus servicios Granada parece ser el sitio ideal

Tanto el Betis como el Celta de Vigo tentaron opciones en su momento, opciones que no fructificaron especialmente por el deseo del jugador por mantenerse y tratar de convencer a sus cuerpos técnicos de tener una luz en el equipo. Hoy ya mucho más hecho, y consciente que esas oportunidades se ganan con algo más que el tener talento, es que ha decidido dar un paso al costado.

Por tanto es esperando en Granada a fin de establecer el nuevo contrato. De este se desconoce si va o no a tener opciones de compra, y si los valores albergados están dentro del plan de salidas y capitalización del club. Por ahora es jugar, volver al ritmo habitual de competencia y establecer un patrón en un lugar donde encaje a la perfección.

Barcelona Real Madrid