Griezmann líder insurgente en el FC Barcelona acaba con clan anti Messi

Un nuevo movimiento pretende asentarse en el cuadro catalán a partir de esta temporada

La salida de Lionel Messi en el FC Barcelona ha sido el golpe más contundente que jamás se recuerde. Ni siquiera la humillante derrota ante el Bayern de Múnich se compara con este hecho que ha acabado con un ciclo, y además con una camada de jugadores que han escrito una época no solo para el club sino para la disciplina en líneas generales.

Todo ha llevado a una migración absoluta, tanto de activos como de pensamientos y estructuras. La base de viejos capitanes se ha disuelto, y lo que perdura en el ambiente en este instante es una nueva comitiva. El clan de los franceses la han apodado, y es que es así: Griezmann, Dembélé, y Lenglet la componen.

Griezmann
Griezmann parece tomar un segundo aire en el Barça

El tema va de la mano con la ruptura de pensamiento entre el nuevo campo de mando y el antiguo

De a poco parecen ir perdiendo fuerza los viejos monarcas del manejo del grupo. Al irse Rakitic, Vidal, Suárez, Busquets y posiblemente Messi, solo quedan Piqué y Jordi Alba al frente, que en clara desventaja no podrán hacer nada ante el nuevo comité de vocería. Los franceses llegan impulsados, y además con un plus, el respaldo del nuevo cuerpo técnico.

Koeman ya les ha sentenciado y les ha prometido mayor relevancia en el equipo, de hecho son los llamados a componer la nueva sangre en ataque, y los señalados para pulir un estilo que busca sea más convincente que el actual. Si bien la remodelación de la plantilla llega varios años después de lo pensado, es apenas entendible que busque sea este el camino con lo duro que la han tenido que pasar en toda la temporada.

Messi apaleado condenado a tener que probar suerte en un contexto distinto

Se ha acabado esa historia, y el club lo entiende. Los grandes referentes están de salida, y aunque sea complejo, el primero en aceptarlo ha sido su capitán. Hoy se mueven muchas fuentes que lo ponen en Inglaterra pese a la negativa de la institucionalidad que tiene LaLiga. Tebas ha sido certero e invita a pagar los 700 kilos, él por su parte se apega a su contrato liberatorio.

Messi
Messi enfrenta la decisión más drástica de su carrera

Sea como sea, el Barcelona deberá afrontar una maniobra completamente hostil, en la cual su plantilla deberá sufrir cambios impensados. Hallar regularidad es estrictamente necesario, y ubicar un buen legado de cambio es ahora mismo una obligación. Por lo pronto el ‘principito’ recupera el dorsal 7, y tendrá a su lado casi seguro en ataque a su gran amigo el mosquito. Todo está por verso.

Bartomeu Barcelona