La filosofía del Barça está cambiando en los último años y la cartera empieza a superponerse a la cantera y lo que es peor, la contratación de nuevos futbolistas está cerrando el paso a algunos de los canteranos que apuntaban maneras en categorías inferiores. Deulofeu, Adama, Montoya, Tello o Cuenca ya tuvieron que salir y otros como Bartra o Sergi Roberto viven de las bajas de los jugadores titulares.

Alejadro Grimaldo/Agencia

El último polluelo que podría abandonar el nido es Alejandro Grimaldo, un lateral izquierdo muy prometedor que actualmente juega en el Barça B. Su contrato se acaba este verano y no parece muy dispuesto a renovar por el desprecio que ha sentido por parte de Luis Enrique. En verano llegaron ofertas importantes para él por parte del Benfica o el Levante pero el club hizo caso omiso, lo que hacía pensar que confiaban en él. Ni siquiera la baja de Jordi Alba o la mala forma de Mathieu ha permitido su convocatoria para partidos del primer equipo. La ausencia de un nuevo contrato y la desesperación de Alejandro podrían llevar a la salida del canterano en verano.