Grotesco fallo de Carlos Sobera en El Precio Justo desata las risas del público

El presentador de Telecinco ha vuelto a dejarnos un momento muy divertido en el concurso al preguntar de dónde procedía cada concursante

Sin duda alguna, uno de los grandes protagonistas de El Precio Justo, más allá de los concursantes, es Carlos Sobera. El presentador es uno de los atractivos del concurso y así lo ha demostrado en el último programa. Un programa donde nos ha dejado un momento para el recuerdo.

Y es que Carlos Sobera ha cometido un fallo grotesco con dos de los nuevos concursantes que ha desatado las risas de los propios concursantes, del público asistente y del propio presentador. Tanto que ha tenido que excusarse en el ‘manual del buen presentador’.

Sobera Precio Justo
Carlos Sobera ha cometido dos fallos geográficos con los concursantes

El fallo de Carlos Sobera en El Precio Justo

Tras presentar a Nerea, llegó el turno de Fran, quien venía de Silla, Valencia. Un pueblo que no era conocido por Carlos Sobera que tras bromear con el nombre le preguntó por dónde estaba situado, ya que aseguró que él se conocía bastante bien Valencia. Pero no era del todo cierto.

Entonces, Fran le comentó que estaba por la Huerta Sur, pero el presentador entendió Norte Sur, desatando las risas de los concursantes y de los asistentes. Fue entonces cuando Carlos Sobera se llevó las manos a la cabeza y confesó que seguía el manual del buen presentador.

Carlos Sobera volvió a fallar en El Precio Justo

Según confesó el presentador, el seguía el manual del buen presentador, por el cual era bueno fallar para que los concursantes le azoten y así parecer un tío humilde y conseguir el apoyo de los espectadores. Pero tras esto, Carlos Sobera volvió a fallar en El Precio Justo.

A continuación, Esther declaró que llegaba desde Velilla de San Antonio, en Madrid. Carlos Sobera comentó que ese lugar si lo conocía, preguntándole si estaba cerca de San Sebastián de los Reyes. Sin embargo, para su sorpresa, Esther declaró que no, desatando nuevamente las risas de todos los presentes.

Hormiguero Pablo Motos