Anatomía de Grey

Guionistas de Anatomía de Grey azotan sin piedad a Richard

La décimo sexta temporada del drama médico se acerca a su fin

El drama sobrevuela en Anatomía de Grey. La décimo sexta temporada del drama médico más exitoso de la historia está tocando a su fin y, con ello, la participación de algunos personajes. Muchas son las vidas que se encontraban en entredicho, pero ahora hemos conocido que Richard también se encuentra en una delicada situación.

En los últimos días, la serie también ha protagonizado un bonito episodio. El mundo entero se encuentra sumido en una profunda crisis sanitaria que aún no tiene final. Es por ello, que los gobiernos de los países están recibiendo grandes cantidades de donaciones para hacer frente al coronavirus.

Una parte de esas donaciones ha llegado procedente de Anatomía de Grey, que ha donado todo el material sanitario que tenían en su posesión para grabar la serie. La productora de la serie, Krista Bernoff, lo ha confirmado a través de un comunicado: “En Anatomía de Grey tenemos un suministro de batas y guantes que también donaremos a nuestros bomberos locales”.

Tras ese bello gesto, la serie ha continuado su trayecto, que no parece augurar un buen final a Richard. Algo no parece ir bien, puesto que Richard mantiene una charla con Catherine, que se encuentra en Seattle. Todo parece ser imaginación de Richard, que incluso asegura que ha encontrado una cura para el cáncer.

Sin embargo, y a pesar de que no saldremos de dudas hasta el próximo capítulo, todo parece indicar que Richard está siendo víctima de un infarto cerebral que pone en riesgo su vida. Así pues, Richard se unirá a DeLuca, quien también tiene preocupados a los fans de Anatomía de Grey por su salud física y mental.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Gánate la vida de influencer: cómo forrarse en Instagram y TikTok
Segunda juventud de Jesús Navas en el Sevilla FC lanza fichaje al Levante UD
Tu Cara me suena lanza a Mario Vaquerizo a evitar batacazo