Gustavo Poyet da respuesta definitiva a su amado Real Zaragoza

Entre dos opciones se debate el entrenador uruguayo, que deberá decidir cuanto antes tras la presión de los implicados

Real Zaragoza tiene abierto el casting para recibir a su próximo entrenador, entre los que destaca el charrúa Gustavo Poyet, un viejo conocido de la afición. No ha sido sencillo intentar ubicar gente y mucho menos ahora que la delicada situación financiera ha desmesurado todo con la falta de efectivos para poder sellar con creces este tema.

Pero si algo se tiene que decir, es que la directiva en cabeza de Miguel Torrecilla al menos está intentando quemar todos los cohetes en su lugar. Buscan alguien con experiencia, que conozca el interior del club y que tenga las capacidades suficientes como para poder hacer frente a una situación tan compleja como esta. La obligación de regresar a primera es muy amplia, y eso solo se suple con calidad.

Poyet Zaragoza
Poyet devuelve la ilusión a plantilla y afición

Por Poyet ha nacido fuerte competencia anuncian desde el Real Zaragoza

Llegando a esta instancia se ha tenido que decir, Gustavo Poyet si bien es cierto es un gran referente del club, lo fue como jugador y lo ha sido como entrenador tiene o parece tener otras prioridades inmediatas. Al partecer estaría pendiente de un llamado en Uruguay, para tomar el mando de uno de los clubes más representativos del continente sudamericano, al Peñarol.

Club del que es fanático, y al que iba a ver desde que eran niños. El actual presidente de la institución carbonera, como son llamados allí ha dicho que los contactos son reales. Que de hecho están esperando un anuncio para poder estar en la misma onda y poder finalmente firmar el contrato. Desde luego a Gustavo Saralegui se le debe dar manejo, con su contrato finalizando el 31 de este mes.

Un cambio de planes tiene desconcertados a los directivos

Hace tan solo unas semanas que el mismo Poyet habría dicho ante la prensa que iría incluso gratis a aportar su granito de arena para que el club regrese a las zonas de alta demanda. Sin embargo, en estos momentos el corazón llama, y el peso de ser manya le ha ganado la partida a los blanquillos. Es claro, y aunque suene doloroso es la actualidad.

De momento a la directiva le toca enfrentar el suceso y buscar soluciones en el mercado. No hay mucho, y lo que hay es muy cotoso. De manera que las vías adoptadas lo son todo, y lo son todo porque se necesita de este hecho para poder ser competitivo. Complejo panorama, dura situación y mucho peor el tiempo en el que corre todo. Expectativa de talla completa.

Juan Ignacio Martínez