«He visto un vestuario centrado y comprometido», dice Luis Rubiales