Iker Casillas ya sabe cómo acaban sus ‘castigos’: el portero siempre gana… por Elena Sanz Bartolomé

SOBREVIVIÓ A LAS DUDAS DE VICENTE DEL BOSQUE Y FABIO CAPELLOLa suplencia de Iker Casillas no es ninguna novedad y no porque su imagen en el banquillo del Bernabéu esta tarde sea la primera de esta temporada. Aunque Fabio Capello se planteó sentar al portero madridista no se atrevió a imitar a Vicente del Bosque que convirtió a Casillas en suplente en la temporada 2001/2002. En aquellas dos ‘batallas’ hubo un claro ganador, Iker. Ahora el primer capitán del Real Madrid protagoniza un enfrentamiento con Mourinho que copa la actualidad blanca. Florentino ya ha pedido a los dos protagonistas que entierren el hacha de guerra y guarden las formas por el bien del equipo pero en toda guerra hay un ganador y cuando Casillas es el castigado tiene todas las de ganar.En público se empeñan en intentar convencer a todos de que su relación es buena pero dentro del vestuario las cosas cambian. La conexión entre Mourinho y Casillas empezó a fallar en verano de 2011. El escenario fue la Supercopa donde el técnico metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova, entonces segundo entrenador del Barcelona. Aquel gesto desencadenó una serie de declaraciones que amenazaban con romper la relación entre madridistas y culés con la Selección como principal perjudicada. Iker no podía permitirlo y llamó a Puyol y a Xavi para solucionar el problema. A Mourinho no le gustó nada la iniciativa de su portero pero el Real Madrid se alzó con la Liga y en tiempos de bonanza las rencillas parecen menos.En la pretemporada del conjunto blanco la relación entre ambos siguió tensándose pero la portería seguía siendo ‘territorio Casillas’ aunque la afición le recriminase, en algún momento, su ligero bajón. El portero reconoció a posteriori que en algunas acciones podría haber hecho algo más y tras su primera visita al banquillo, su actitud en los entrenamientos cambió. A pesar de ello, en la presente campaña se han vistos gestos que han dejado claro que la relación es inexistente: ausencia de saludos en los entrenamientos y falta de reconocimiento por parte de Mourinho cuando Casillas ha sido esencial en las victorias madridistas, algo que sí ha hecho con Diego López. El Real Madrid ha entrado en la recta final del campeonato con dos objetivos claros: la Copa y la Champions. Y el de Móstoles no será parte activa de ninguno: El Confidencial lo adelantó en su momento y el técnico portugués lo dejó claro el fin de semana pasado tras el partido disputado en La Romareda. Mourinho tiene claro que su portero es Diego López y más teniendo en cuenta que tras la lesión que sufrió en enero (la fractura en el pulgar de su mano izquierda), Casillas tiene el alta médica pero no la competitiva.Tres meses de suplenciaEstá por ver si este último ‘castigo’ acaba con Iker salvando al equipo como sucedió en 2002. En aquel momento el portero madridista ya era un símbolo del club por su condición de canterano criado en el Real Madrid pero no alcanza su estatus actual de mito. Estas calificaciones no pesaron a Vicente del Bosque que entendió que César estaba mejor que el de Móstoles y éste pasó casi tres meses en el banquillo blanco hasta que su compañero se lesionó en la final de Champions disputada en Glasgow. Casillas salió cuando faltaban 25 minutos para el final del encuentro y fue básico para la consecución del título. Su actuación el valió para volver a ser titular indiscutible. Victoria para el portero tras el castigo del actual seleccionador nacional del que Iker ha afirmado “me limpió junto a Hierro”.Del Bosque y Mourinho no han sido los únicos que han cuestionado al portero blanco. Fabio Capello le señaló como el principal culpable de la derrota frente al Getafe en Liga y se planteó sentar en el partido europeo que disputaban contra el Steaua de Bucarest. El italiano no se atrevió a dar el paso. No hubo batalla clara pero Casillas ganó. Una situación que podría volverse a repetir esta temporada con Mourinho y el portugués debería tener en cuenta quién es el eterno superviviente a los castigos de los entrenadores que han pasado por el banquillo del Real Madrid.Elena Sanz Bartolomé / elconfidencial.com
Omar Mascarell