Iker Costales Rubiera, el abonado más joven