Imitadores de La isla de las tentaciones crean versión light con cuernos fingidos

El reality más seguido de la actualidad da pie a nuevos programas con una vuelta de tuerca

Sin duda alguna, La Isla de las Tentaciones ha sido el programa revelación en lo que llevamos de año. Un reality que ha revolucionado totalmente la televisión, logrando una repercusión en prácticamente todo el país. El programa de la fidelidad se ha caracterizado por ser una dura prueba para afrontar la confianza en su pareja para los protagonistas. Además, también ha dado para ver que quedan cenizas tras el programa, así como declaraciones inesperadas.

Unas declaraciones como las que realizó recientemente Andrea en una entrevista online. En ellas, la joven ex participante de La Isla de las Tentaciones confesó una de sus grandes intimidades al hablar sobre el tiempo que lleva sin practicar sexo. Una última vez que se remonta al pasado año, por lo que ha provocado mucha sorpresa entre sus seguidores, y más aún tras declarar que nunca le han roto el corazón.

La Isla de las Tentaciones

Además, en el programa también participaron otros jóvenes que han logrado hacerse un hueco en la televisión. Personas como Fani, quien resultó ser la revelación por los episodios vividos en La Isla de las Tentaciones, que incluso llevaron a la locura a su pareja, Christofer.

De hecho, la fama de Fani es tan alta que, nada más dejar de emitirse La Isla de las Tentaciones, fue una de las seleccionadas para embarcarse en la aventura del reality Supervivientes. Un programa en el que ya dejó muy claro que no iba a decir nada acerca de su pareja ni del paso por el anterior programa.

La Isla de las Tentaciones

Pero lo que no esperaban en La Isla de las Tentaciones es ser la inspiración para una producción de la mismísima Netflix. La plataforma de contenido ha sorprendido a todos al anunciar un innovador programa con la esencia del reality. En él, se dan cita apuestos chicos y chicas pero que tiene la peculiaridad de tener varias prohibiciones. Entre ellas, las de no poder besarse ni tampoco tener sexo durante la duración de Jugando con Fuego.

Cuéntame Antonio