Impulsos valencianistas de Paco Alcácer afectan al Villarreal CF

El jugador solo tiene una cosa en mente, regresar a Mestalla

El delantero y excanterano del Valencia CF, Paco Alcácer, no olvida sus raíces, y su plan en este verano deja muy mal parado al Villarreal CF. Es cierto que el jugador no cuenta en absoluto para Unai Emery, puesto que este lo ha dejado por fuera de la pretemporada. Con ese gesto, es claro que si el ariete decide quedarse en Castellón, no tendrá un solo minuto en la parcela deportiva.

Por la cabeza del delantero solo pasa una cosa, regresar al club Che, escuadra donde ha firmado sus mejores temporadas en LaLiga Santander. El Submarino Amarillo no se opone y antes agradece al cuadro Valencianista por liberar su masa salarial de un sueldo menos. Sin embargo, el equipo blanquinegro no aportará un solo euro para la operación.

Villarreal Alcácer
Las mejores temporadas del delantero torrentino en LaLiga Santander fueron con la elástica blanquinegra.

Paco Alcácer le dice indirectamente al Villarreal que lo deje salir gratis

Sin necesidad de decirlo literalmente, el delantero quiere que el Villarreal le de la carta de libertad para poder llegar al Valencia. Y es que el jugador sabe que el conjunto Che está en una situación económica muy delicada, y que no puede acometer operaciones de gran magnitud. Alcácer tiene contrato con la entidad amarilla hasta el 2025 y su precio base está en 9 kilos.

La dirección deportiva castellonense pide como mínimo 7 kilos para encaminar la salida del delantero en este mismo mercado estival. Desde los despachos Valencianistas ya se han cerrado a la banda y no piensan desembolsar sumas de dinero para fichar a su excanterano. Solo esperarán a que el mismo Paco Alcácer haga todo el trabajo.

El Villarreal no piensa regalar a Paco Alcácer así tengan que mantenerlo en el banquillo toda la temporada

Un jugador que costó 23 millones de euros hace dos años no puede salir gratis teniendo un contrato por 3 años más. Eso es lo que piensa la dirección deportiva del Villarreal y Fernando Roig. Por ello la idea de dar carta de libertad resulta algo irrisible y más si es para reforzar la delantera de un rival directo.

Ante esta lamentable situación, las directivas prefieren arreglar las diferencias con el jugador por el camino del bien, y lo invitan a que mire ofertas como la del Celta u otros equipos. De seguir rechazando las propuestas, Unai Emery tendría la orden de alinearlo en su plantilla pero no jugaría un solo minuto en toda la temporada.

Gayá Valencia