Independiente va por tres puntos clave