Indignación del Sevilla FC con oferta raquítica por Diego Carlos

Desde el club hispalense dejan expuesta una acción de ataque a la que no piensan ceder

Entrado el mercado de invierno es apenas normal y común que empiecen a salir todas las ofertas que los grandes clubes realizan sobre los referentes del deporte en el continente. Uno de ellos es Diego Carlos, por el que el Sevilla definitivamente no está dispuesto a ceder. Además, menos por el valor prometido que consideran un insulto.

Tal ofrecimiento lo ha puesto sobre la mesa el Newcastle, que a duras penas ha conseguido llegar a los 30 millones de euros en un comienzo. Aunque muchos dicen que es la primera de las estrategias en busca de mejorar el pago final, desde Sevilla están seguros que ese valor no es causante de salida del brasileño.

Sevilla Diego Carlos
Diego Carlos podría seguir los pasos de Koundé y marcar su salida anticipada del Sevilla

Para que se puedan llevar a Diego Carlos del Sevilla antes tienen que elevar el valor final por el pase del zaguero

Monchi que es un adelantado en todo esto lo ha calificado como imposible. Por 30 millones de euros no van a soltar a uno de los mejores del mundo en esa posición, y menos a uno que dispone del poder inversionista como son las urracas. Lo que hace pensar que una segunda oferta está al caer, aunque eso aún es solo una predicción.

Como sea en el Reino Unido se ha proliferado la idea de no apostar por más de una inversión de 47 kilos, que sigue estando lejos de los 70 que marca su cláusula porque según ellos tienen más compromisos pendientes. Ya han cerrado a Trippier, pero necesitan ajustar el resto de detalles para armar un equipo competitivo.

La señal ha sido aguantar y esperar a que en definitiva los números se eleven

Este tipo de señales son normales, suceden siempre y más cuando se reúnen este tipo de elementos. Newcastle ha destinado un margen de inversión de 220 millones para este mercado y aún dicen les falta un lateral, un mediocentro y dos extremos. Lo que les invita a manejar los recursos en pro de sus objetivos.

Veremos hasta qué punto es capaz de aguantar el plan hispalense en ese sentido. Cabe recordar que Diego Carlos se está arrimando a los 30 años y eso compromete sus opciones. Además, está bajo la sombra de Jules Koundé que es en definitiva el as bajo la manga para capitalizar las arcas del club.

Sevilla Dest