Iniesta se retira con Saint-Denis puesto en pie, mientras Benzema se lleva la bronca de la afición… por José Félix Díaz

EL MADRIDISTA YA SUMA 1.060 MINUTOS SIN MARCAR Y NO LE PASAN UNAAndrés Iniesta se marchó ovacionado de Sant Denis. Poco importó que España ganara en ese momento a Francia y el Mundial se alejara de los aficionados galos. El Stade de France se puso en pie para ovacionar al hombre que llevó a España a pisar la gloria mundialista. Desde ese momento, el centrocampista del Barcelona ha ido acumulando premios, pero sobre todo el respeto de todos los seguidores, los últimos los franceses en su estadio.Minutos después los mismos aficionados reaccionaron de una manera muy distinta. El que dejaba el terreno de juego era Karin Benzema. El madridista lo intentó pero no está, dimitió hace tiempo y prensa y seguidores galos ya no le pasan ni una al delantero centro. El nueve del Real Madrid se llevó la única pitada de la noche. Cuando se encaminaba hacia el banquillo de Didier Deschamps, parecía que era él el único que estaba perdiendo.Iniesta se vio sorprendido por la respuesta de la afición, algo que no es nuevo pero que llama la atención que llegue tras una derrota. "Es para estar orgulloso y agradecido del trato recibido. Gestos así no se olvidan". El jugador del Barcelona también habló del carácter del equipo. "Nunca hemos tenido dudas. Ha sido de puertas hacia afuera. El partido ha sido serio y competitivo. Hemos dado un paso al frente. Es normal que la gente dude, pero nosotros nunca lo hemos hecho. Lo de Finlandia dolió pero ya está olvidado. Prefiero vivir con crítica porque se gana y surgen las dudas cuando aparece algún mal resultado"."El penalti ha sido claro, pero el árbitro ha decidido que no. Esa jugada nos despistó durante un tiempo, pero ahí estaba Valdés, que sigue en una línea magnífica", comentó Iniesta contento por haber dado la vuelta a una situación que se tornaba en preocupante.El que se volvió a marchar de puntillas es Benzema. Ya suma 1.060 minutos sin marcar con la selección francesa y los seguidores no se lo perdonan. No le pasan una y el jugador del Real Madrid, lejos de reaccionar se encierra en su mundo de indolencia que le lleva a estar señalado hasta por los más fieles. Ayer, el Stade de France atronó con su cambio aunque el galo le restó importancia. "No doy importancia a los pitos. Son cosas del fútbol. Hemos sido mejores y estoy convencido de que España va a fallar. Tenemos jugadores para levantarnos". Los aficionados no quieren que Deschamps le dé más oportunidades y anoche se lo volvieron a recordar.José Félix Díaz / elconfidencial.com
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El Atlético debe espabilar ante ofertón de la Premier League por Marc Roca
El FC Barcelona negocia fichaje exprés en el Manchester City
La Real Sociedad última venta millonaria para atar a Carlos Fernández