Insólito motivo de Imán para dar calabazas en First Dates

La italiana llegó con una vestimenta muy original que cautivó a hasta Matías

Carlos Sobera inició el programa de hoy en First Dates así, “en el amor, como en la vida, lo mejor es ser original, así que, si puedes, mejor no copies a nadie y sé tu mismo”, eso mismo fue lo que hizo Imán. La chica italiana arribó al restaurante de Cuatro con una vestimenta muy llamativa que hasta se robó la atención del barman. “Eres amor puro” le dijo Matías al ver los corazones en la ropa de la chica.

Todo cobró sentido cuando la italiana reveló que su profesión es diseñadora de modas y que los corazones son su forma favorita. Eso lo pudimos observar pues tiene corazones por todas sus prendas y hasta en el calzado. La chica levantó su pierna de manera sexy para mostrar y el presentador no dudó en comentar. Me ha encantado la elegancia con la que ha levantado la pierna. Tengo que hacer yo eso y me muero”.

Imán first dates
Además de quejarse de los andaluces, Imán no le gustó la estatura de su cita.

Imán aprovecha su aparición en First Dates para lanzar un duro mensaje a los andaluces

La chica contó que lleva dos años viviendo en Marbella y en ese tiempo no ha podido encontrar un hombre que le atraiga, pues los andaluces no saben del cuidado personal. “los andaluces son la vergüenza del género humano. No saben lo que significa vestirse, ducharse o ponerse una prenda de este siglo”. Fueron las duras palabras de la italiana.

Las críticas no pararon allí. “Llevo dos días en Madrid y los hombres dejan una estela de perfume, en Marbella no saben qué es. Que empiecen a arreglarse un poco más, deberían tener vergüenza de como salen con las chicas” agregó la enfadad mujer. Su cita fue Bienvenido, un albaceteño que a primera vista le agradó a Imán pero su estatura no la convenció.

El heredero de Bienvenido fue la razón para que Imán dijera no en First Dates

En su presentación el hombre agregó “Soy un tipo feliz con mi tipo de vida tranquila en una ciudad pequeña”. Esa visión no gustó mucho a la italiana que exclamó. “Me voy a aburrir”. Acto seguido, la diseñadora seguía despotricando de Marbella y sus habitantes. “Allí son todos unos muertos de hambre que se gastan el dinero en ropa para aparentar”.

Bienvenido se sintió un poco incomodo con la actitud de odio y rencor hacia los andaluces y creyó mejor inventar otra excusa para decirle no a la italiana. “La veo una chica guapa, pero creo que nos ha faltado algo”. Ella por su parte sacó una excusa mucha más insólita. “Tienes un hijo y yo quiero ser la prioridad en la vida de un hombre”. Fin de la historia donde no hubo amor ni amistad.

En la cita de Sarai también hubo calabazas

Bastante controversial y extraña resultó la opinión de Sarai cuando vio por primera vez a Frank en First Dates. El chico de porte atlético, fornido, tatuajes, guapo y ojos azules, era el prospecto perfecto para cualquier mujer. Sin embargo, para la comensal de hoy no lo fue del todo. Reconoció que el chico si era atractivo pero hubo un detalle que no le cuadró.

El primero en llegar fue precisamente el catalán, que apenas entró por esa puerta, Carlos Sobera no dudó en exclamar, “Este tendrá a la mujer que le toque a sus píes”. El presentador no dudó en destacar el físico del comensal y hasta destacó que el color de sus ojos es el que más gusta a la mayoría de mujeres. No obstante, este sería su Talón de Aquiles.

“Los ojos azules me dan grima” Sarai opinó de su cita en First Dates

Sarai arribó al restaurante de Cuatro con la esperanza de encontrar un chico guapo, y la verdad es que se lo encontró pero con un solo detalle que no le gustó. “Es de mi rollo, alto, tatuado, moreno, pero… los ojos azules. Verde es lo más claro que te compro, azules, no”. Increíblemente por el color de sus ojos, la chica prácticamente descartó a su cita.

Algunos televidentes catalogaron a la chica como muy exigente, pero otros solo la calificaban como absurda. Ella solo se justificó que le da grima las personas con ojos azules. “Mi padre los tiene azules, tampoco me dan tanta grima”. Luego la chica notó que su excusa se escuchaba un poco forzada y dijo también que los tatuajes no les gustaban a sus padres.

Frank aludió la sinceridad de Sarai en su decisión final en First Dates

En los últimos tramos de la cita no tan cómoda para ambos, Frank se molestó un tanto cuando la chica tocó el tema de los tatuajes, y la convirtió en otra excusa para no llegar a nada. “No le he querido decir nada, pero la opinión de sus padres me importa un pito” dijo algo indignado el catalán ante las cámaras.

Con respecto a lo otro, Frank reconoció que eso fue lo único que le gustó de su cita, la sinceridad aunque haya sido una excusa irrisoria. “Me gusta que sea sincera porque yo baso mi vida en la sinceridad. No gustarle a alguien también me gusta”. Al final y como era de esperar, ambos comensales se despidieron para siempre con la esperanza de nunca más cruzarse en sus vidas.

Sindulfos Boom