Instintos animales en First Dates pone patas arriba cita atrevida

El restaurante de Carlos Sobera vuelve a ser el protagonista con una cita fuera de lo común

First Dates ha logrado ser uno de los programas con más repercusión de toda la parrilla televisiva actual. Un logro en el que mucho tiene que ver Carlos Sobera, anfitrión perfecto y celestino a partes iguales, y unos comensales que siempre dan mucho que hablar. Cenas que ponen en el mismo sitio a personas para así encontrar a su media naranja, o al menos intentarlo, mediante sus técnicas de seducción. Así también fue el caso de una cita que impactó tanto al presentador como a los espectadores con unas aficiones subidas de tono que terminaron por ser el punto común entre ambos.

Al programa acudieron Marc y su cita Xosé, dos solteros dispuestos a encontrar el amor que les ha sido esquivo durante todo este tiempo. Su cita de First Dates comenzó sin mucha espera, demostrando las ganas que ambos tenían de conocer a su media naranja. Una cena que transcurrió sin sobresaltos hasta llegar al tema de las aficiones. Unos gustos que sorprendieron a todos, pero no a ellos, quienes se declararon con fetiches muy afines. Una chispa que les llevó a querer repetir la cita sin parar a dudarlo ni un segundo.

First Dates

Pero no siempre triunfa el amor, por mucho que algunos solteros le pongan empeño en First Dates. Este fue el caso de Cristian, quien logró impresionar a Elena con piropos diferentes a las groserías que escuchaba ella a menudo. Aunque no fue suficiente para seducirla, porque no lo llegó a considerar como una posible pareja y rechazó tener una segunda cita.

Un final que no suele ser el de muchas citas en First Dates, gracias a un potente algoritmo que junta a solteros muy afines. Un sistema que quiso que Benjamín y José María se conociesen. Y en esta cita fue donde comenzó a surgir un extraño feeling entre ambos que les mantuvo con atención durante toda la cena.

First Dates

Sorpresa causada, principalmente, por Benjamín, quien comentó que durante un tiempo estuvo conviviendo junto a más de 100 ratas. Y fue más allá, porque quiso decir que incluso algunas de ellas eran calvas. Un detalle que no hizo mucha gracia a su cita, José María, tanto que en la decisión final de First Dates, rechazó la idea de tener una segunda cita por no haberse sentido cómodo.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Discurso épico en El Chiringuito hunde en la miseria al tertuliano Cristóbal Soria
Presidente del Athletic calla sobre reunión con Tebas por agujero económico
Facebook plataforma de venta de nuevo escándalo pedófilo